Ofertas de Hoteles en la Costa de Galicia

Reserva los mejores Hoteles en la Costa de Galicia

De las Rías Baixas a Bayona, disfruta de estas ofertas de hotel en la Costa de Galicia para pasar unas vacaciones en familia o en pareja que nunca vas a olvidar. ¡Reserva tu hotel, ya! 

Foz

Aptos. Playa Catedrales 3* (1 noche)

desde 12€

Portonovo

Aptos. Atalaya II 3* (1 noche)

desde 21€

O Grove

Hotel Spa Norat 3* (1 noche)

desde 21€

Sanxenxo

Hotel Oca Vermar 3* (1 noche)

desde 18€

Vigo

Hotel Sercotel 3 Luces 3* (1 noche)

desde 22€

Ferrol

Hotel Sercotel Odeon 4* (1 noche)

desde 19

A Coruña

Hotel Carris Marineda 4* (1 noche)

desde 25€

Pontevedra

Apto. O Casal da Martiña (1 noche)

desde 35€

Nunca te equivocas eligiendo la

Busca tu Hotel en la playa en otras costas próximas

¿No tienes claro dónde ir de vacaciones? ¿Quieres conocer los mejores destinos del norte de España? En Centraldevacaciones.com también encontrarás ofertas de hoteles en las costas más cercanas a la Costa de Galicia. ¡Descúbrelos! 

Costa Verde

Costa Vasca

Ofertas de vacaciones en la Costa de Galicia

Pueblos y ciudades que rezuman historia, leyendas ancestrales, paisajes que invitan a soñar despierto, magníficas playas, una exquisita gastronomía que bebe de las aguas del Atlántico… Todo esto te aguarda en el noroeste de España. Con nuestras ofertas de vacaciones en la costa de Galicia, podrás disfrutarlo sin prisas, y a precios que son un verdadero regalo.

Son 1.498 km los kilómetros que conforman la costa gallega, 800 de los cuales corresponden a acantilados y otros 300, a playas. Su perfil destaca por la presencia de rías —que se originan cuando el océano entra en tierra firme—, divididas en dos grupos: las Rías Altas, entre la frontera con el Principado de Asturias y el cabo Fisterra o Finisterre, y las Rías Baixas, de mayor tamaño, que van de Fisterra a Portugal.  

La erosión del océano Atlántico en la costa gallega también ha contribuido a la existencia de numerosos cabos, algunos tan conocidos como la Estaca de Bares, el punto más septentrional la península ibérica, que separa el Atlántico del Cantábrico; el cabo Ortegal, el cabo Touriñán, el cabo Silleiro o el cabo Fisterra, considerado por los romanos como el fin del mundo. A lo largo de la costa, y cerrando las rías, se despliegan numerosas islas y archipiélagos que llaman poderosamente la atención por sus fondos marinos y sus colonias de aves. Los principales archipiélagos son las Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada, que forman el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia; la isla de Arousa, las Sisargas y las Malveiras.

¿Preparado/a para disfrutar de todas estas maravillas? Si aún tienes dudas, te recomendamos que no te pierdas esta pequeña guía, que te ofrecerá todo lo que necesitas para unas vacaciones en las costas de Galicia. 

 

 

¿Cómo llegar a la Costa de Galicia?

En muchos casos, lo más rápido es llegar a Galicia en avión. Esta comunidad autónoma dispone de tres aeropuertos con conexiones con diversas ciudades españolas y con los aeropuertos internacionales más importantes. El aeropuerto gallego con un mayor número de pasajeros es el aeropuerto de Lavacolla, en las inmediaciones de Santiago de Compostela. Su gran afluencia se debe, en parte, a su proximidad con el Camino Francés y a ser el más céntrico para quienes deseen hacer rutas por Galicia. También se puede tomar un vuelo al aeropuerto de Alvedro, en  A Coruña, que es el más adecuado para iniciar el Camino Inglés desde Ferrol, el Camino del Norte desde Ribadeo o el Camino Primitivo desde A Fonsagrada. Finalmente, está el aeropuerto de Peinador, en las afueras de Vigo y situado 20 minutos de Tui, en la frontera portuguesa y muy utilizado por los peregrinos que van a transitar por el Camino Portugués.

Otra opción es viajar a Galicia en tren desde las principales ciudades españolas, incluyendo Madrid y Zamora. Actualmente, hay conexiones ferroviarias con Santiago de Compostela, A Coruña, Lugo, Ourense (Orense), Pontevedra, Vigo y Ferrol, algunas en tren de alta velocidad (AVE).

Quienes se plantean ir a Galicia en autobús pueden consultar los trayectos y horarios de tres compañías: ALSA, Monbus y Freire, que conectan una gran cantidad de ciudades españolas con localidades de la costa gallega. En cualquier caso, aquellos que prefieran llegar a Galicia en coche deben saber que hay varias opciones para desplazarse por carretera. La autopista A-8 comunica Galicia con el norte de España y Europa, y la A-6 y A-52 unen Madrid y el sur de la península ibérica con las ciudades gallegas más importantes.

 

 

El clima en la Costa de Galicia

En la costa de Galicia domina el clima atlántico, con temperaturas suaves en verano debido a la influencia oceánica, muy lluvioso y con una temperatura media anual de 13,3 °C. Aun así, la orografía irregular explica la existencia de múltiples microclimas, con fuertes variaciones en áreas con poco más de 200 km².

En las Rías Altas, así como en el interior de la provincia de A Coruña, predomina un clima oceánico húmedo. Es en esta zona donde se registra el mayor índice de precipitaciones de Galicia, el menor número de días soleados y el mayor número de días de lluvia anuales.

A su vez, el área de las Rías Baixas posee un clima oceánico suave, con inviernos muy lluviosos y acusadas oscilaciones térmicas entre el día y la noche. 

 

¿Qué ver en las Rías Altas?

Unas vacaciones en Galicia perfectas exigen visitar las Rías Altas y sus incontables alicientes. En el límite con Asturias, no hay que perderse Ribadeo, una aldea de pescadores fundada en el siglo XII y con un interesante casco antiguo orientado al mar. Entre sus reclamos, se cuentan la sede del Ayuntamiento, que abre sus puertas en el que fue el palacio del Marqués de Sargadelos. También conviene detenerse en la casa modernista de los hermanos Moreno y en el monte de Santa Cruz, con unas increíbles vistas sobre la ría y un monumento dedicado al gaitero gallego.   

Desplazándonos 10 km el oeste, se alcanza la pintoresca playa de las Catedrales, en la llamada Mariña Lucense y en el término municipal de Ribadeo. Esta joya paisajística, cuyo nombre real es el de playa de Aguas Santas, es famosa por sus arcos de piedra, formados de manera natural debido a la acción erosiva del agua y el viento. De ahí su sobrenombre turístico. Para recorrer este arenal en Semana Santa y los meses de julio, agosto y septiembre, es necesario reserva la visita con antelación (si lo deseas, llámanos y te informaremos sin compromiso).

A poca distancia de O Porto do Bares, te toparás con Viveiro, un pueblo que sorprende por su casco medieval, y O Barqueiro, un pueblecito que cautiva por sus casas de colores y por la cercana playa de Arealonga.

En la ría de Ortigueira, se pueden admirar los inenarrables acantilados de Vixía de Herbeira, que están entre los más altos de Europa; la playa de Morouzos y el santuario de San Andrés de Teixido, fundado en el siglo XII y a poca distancia del pueblo de pescadores de Cedeira. Pasada esta población, se llega a la playa de Pantín, otra de las mecas para los surferos en Galicia.

En las inmediaciones de Ferrol, en la desembocadura de la ría homónima y de la punta Lavandeira, se enmarca la playa de Doniños, una de las playas más bonitas de España gracias a su naturaleza salvaje, repartida en casi 2 km de longitud, y un lugar muy apreciado por los aficionados al surf. Desde Ferrol, también se aconseja hacer una excursión a Fragas do Eume, uno de los bosques atlánticos mejor conservados de Europa y un paraje ideal para dar paseos en cayac. En las proximidades, el viajero se topa con Pontedeume, un pueblo pesquero con un notable casco antiguo. Más hacia al interior, en las provincias de Lugo y Ourense, la Ribeira Sacra es también una atracción de primer orden.

Continuando con nuestro recorrido por las Rías Altas, se llega al municipio coruñés de Betanzos. Su casco antiguo enamora por sus calles empinadas y sus casas con galerías acristaladas. Hay tres iglesias remarcables: la de Santa María de Azoque, de los siglos XIV y XV, la de Santiago y la de San Francisco. A las afueras, se despliega el original parque del Pasatiempo, con cuevas y pasadizos artificiales y guiños a los jardines de Bomarzo, en Italia. Siguiendo la carretera que va de Betanzos a Sada, se puede hacer un alto en el camino para conocer el pazo de Mariñán.

No muy lejos de allí, se halla la ciudad de A Coruña, capital de la provincia homónima y una de las principales urbes gallegas. Además de la Torre de Hércules, una construcción romana que es el faro en funcionamiento más antiguo del mundo, también se pueden ver edificios como la Casa de Cornide, la Casa de las Ciencias, la colegiata de Santa María, la iglesia de la Venerable Orden Tercera o el castillo de San Antón.

La ruta por las Rías Altas culmina en Fisterra, un cabo accesible por la carretera de la costa y el estuario de Corcubión y Cee. Allí encontrarás el kilómetro 0 del Camino de Santiago y el faro de Finsterra, de planta octogonal, que protege a los pescadores del agitado oleaje de la Costa da Morte. Este lugar es muy frecuentado por peregrinos que, tras alcanzar la catedral de Santiago, deciden concluir su periplo junto al mar. A menos de 20 minutos de Fisterra, también puedes ver la cascada de Ézaro, la única que desemboca en el Atlántico.

Desde allí, puedes hacer una escapada al cabo Touriñán, el punto más occidental de la península, con fantásticas vistas, o a Muxía donde te espera el Santuario de la Virgen de A Barca.

 

¿Qué ver en las Rías Baixas?

Para muchos, las Rías Baixas son parte de la hermosa costa gallega, una tierra repleta de estuarios vírgenes desde Fisterra, en el norte, hasta Baiona, en el sur. Este tramo de costa es famoso por sus islas de naturaleza salvaje, sus vastas playas protegidas y un microclima único.

Uno de los enclaves que hay que ver en las Rías Baixas es la localidad de Noia o Noya, con un fotogénico casco antiguo que reúne las iglesias de Santa María y San Martiño. Tampoco hay que dejar de recorrer el cementerio, Quintana dos Morto, con lápidas del siglo X y suelo palestino.

La ría de Muros y Noya da paso a la ría de Arousa o Arosa, al oeste de la provincia de Pontevedra. Esta está integrada por varias islas e islotes, incluida la isla de Arosa, el único municipio insular de Galicia.

La siguiente parada será Cambados, que puede presumir de un interesante casco histórico en el que sobresale la plaza de Fefiñáns. Se trata de la capital de la región vinícola de Albariño, donde es posible visitar muchas bodegas locales, como la de Martín Codax, en la que se elabora un buen vino blanco.

También es más que recomendable hacer una excursión a la isla de la Toja, conocida por sus aguas medicinales, que, junto con el lodo de la región, tiene propiedades beneficiosas para el cuidado de la piel y el sistema respiratorio. Las sales y jabones hechos en la isla son un souvenir idóneo para cualquier viaje a Galicia.

Nos vamos ahora a O Grove, cuyo puerto es famoso por su pescado fresco y por ser el anfitrión, del 1 al 12 de octubre de cada año, de una de las mejores fiestas gallegas: la Festa do Marisco, que celebra con degustación de mariscos regados con los mejores caldos gallegos. No obstante, no te preocupes si tus vacaciones en Galicia no coinciden con este mes, ya que en las Rías Baixas hay decenas de festivales gastronómicos similares, repartidos durante todo el año.

Siguiendo la costa en sentido sur, se llega a Sanxenxo o Sanjenjo, una localidad costera conocida como la Marbella del Norte. Allí te espera una extensa playa dorada, un gran lugar para relajarse y nadar o surfear, mientras contemplas su precioso estuario. Sin duda, este será un emplazamiento inmejorable para reservar tu hotel en Galicia.

Ya en la ría de Vigo, hay que detenerse en la localidad que le da nombre: Vigo, la mayor ciudad de España por población que no es capital de provincia. Si bien Vigo puede parecer a prioiri algo anodina, lo cierto es que tiene mucho que ofrecer. Por ejemplo, su casco antiguo, el Mercado de Ostras, el parque de Castrelos, el monte da Castro, el centro comercial A Laxe y el Museo del Mar. En verano, la zona acoge numerosas playas donde tomar el sol, como la de Samil, mientras que la oferta de ocio nocturno es excelente durante todo el año, concentrada alrededor de plazas de la Constitución y Compostela y el Areal.  

La ruta por las Rías Baixas concluye en Baiona, una localidad en cuyo puerto la carabela Pinta atracó en 1493 anunciando el descubrimiento del Nuevo Mundo. Una vez allí, te aconsejamos visitar el casco antiguo y el castillo de Gondomar. Ubicada en el monte Real, es una fortaleza del medievo, protegida por una muralla del siglo XVI, que ha sido reconvertida en un Parador Nacional de turismo. No hay mejor lugar para disfrutar de una bebida desde los jardines de este alojamiento, desde donde gozarás de una excelente vista panorámica de la bahía, así como de las islas Cíes. Si quieres visitar este fascinante archipiélago, puedes tomar un barco a las islas Cíes entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, desde Vigo, Cangas o Baiona.

Con nuestras ofertas de vacaciones en la costa de Galicia, lo único difícil será elegir solo un destino. Consulta a nuestras promociones y descuentos en viajes, reserva tu habitación en los mejores apartamentos con piscina y hoteles en Galicia, con o sin spa y en el régimen de estancia que desees —alojamiento y desayuno, media pensión, pensión completa, etc.— y viaja a la tierra de las meigas y la cultura celta a un precio irrepetible. ¿Nos vamos?

 

 

Somos los mejor valorados por sus Clientes

Con una puntuación de 9.6 sobre 10 según valoraciones de clientes a través de eKomi

Nuestros clientes opinan sobre su experiencia con Centraldevacaciones.com, a través de la plataforma externa e independiente eKomi. Estas opiniones están a tu disposición ¿Quieres ver lo que opinan sobre nosotros?
Puntuación eKomi
9.6 /10

Cálculo de 99 valoraciones

EKOMI Opiniones | Centraldevacaciones.com | 25.06.20