Ofertas de Hoteles en la Costa de Barcelona

Reserva los mejores Hoteles en la costa de Barcelona

Descubre los mejores hoteles en la Costa de Barcelona y disfruta de los mejores precios. Aprovecha la oportunidad y pasa unos días en la playa de Malgrat de Mar, pineda de Mar o Mataró. ¡Pásalo en grande durante estas vacaciones!

Malgrat de Mar

Hotel Ibersol Sorra D'or 3* (4 noches)

desde 57€

Pineda de Mar

Hotel Pineda Palace&Spa 4* (4 noches)

desde 93€

Caldetas

Hotel Dinamyc Hotels 3* (4 noches)

desde 99€

Mataró

New Hotel Colón 3* (4 noches)

desde 99€

Santa Susana

Hotel Royal Sun Suites 4* (4 noches)

desde 99€

Calella

Hotel Calella Palace&Spa 4* (4 noches)

desde 99

Barcelona

Aptos. Sans Station 3* (4 noches)

desde 103€

Castelldefels

Hotel Canal Olimpic 3* (4 noches)

desde 123€

Nunca te equivocas eligiendo la

Busca tu Hotel en la playa en otras costas próximas

¿Quieres buscar otros destinos? ¿Quieres encontrar los mejores hoteles en la playa? No te pierdas los mejores hoteles a pie de playa en las costas más cercanas: desde Girona a Benidorm. ¡Disfruta de unas vacaciones en la playa inolvidables! 

Ofertas de vacaciones en la Costa de Barcelona

Desde 2011, Cataluña cuenta con una marca turística aún poco conocida, pero que atrae a gran parte de sus millones de visitantes anuales. Para que tú también puedas conocerla de primera mano, y a precios imbatibles, hemos seleccionado para ti las mejores ofertas de vacaciones en la Costa de Barcelona.

Pero, ¿qué podemos encontrar bajo la etiqueta de Costa de Barcelona? En concreto, esta demarcación incluye las playas de las comarcas barcelonesas del Maresme, el Baix Llobregat y el Garraf, a lo que se suman las comarcas interiores del Vallès Oriental, el Vallès Occidental y el Alt Penedès. En total, la Costa de Barcelona engloba 159 municipios, con 2,7 millones de habitantes, y una extensión de 3.095,64 km². En cualquier caso, como imaginamos que lo que te ha traído hasta aquí es tu interés por conocer todas las playas de Barcelona, también dedicaremos unas líneas a la comarca del Barcelonès, que incluye las magníficas playas urbanas de la Ciudad Condal y de otras localidades costeras vecinas.

¿Nos acompañas?

¿Cuáles son las playas de la Costa del Maresme?

La Costa del Maresme, situada en la comarca homónima y en el litoral septentrional de la provincia de Barcelona, abarca un total de 16 municipios, desde la desembocadura del río Tordera, junto a Blanes (ya perteneciente a la Costa Brava, y hasta Montgat.

Esta franja costera se extiende entre el mar Mediterráneo y la Cordillera Litoral, que la protege de los vientos del norte. La Costa del Maresme se caracteriza por sus extensas playas de arena fina y dorada, así como por la presencia de pintorescos pueblos marineros, como Arenys de Mar y Sant Pol de Mar, sin olvidar otros núcleos con una gran tradición turística. Dominada por un clima suave y hermosos paisajes mediterráneos, es una zona residencial y turística de primer orden.

La Costa del Maresme aglutina un total de 54 playas y calas, que se extienden a lo largo de 55 km. En este tramo, se pueden encontrar desde típicas playas urbanas, con todo tipo de servicios, incluyendo restaurantes y hoteles, hasta playas ubicadas en parajes naturales y alejadas de los núcleos urbanos. Algunas de ellas han sido premiadas con el distintivo de Bandera Azul, el compromiso de sostenibilidad Biosphere y otros reconocimientos, como el de Destino de Turismo en Familia.

De noreste y sureste, la Costa del Maresme incluye los siguientes municipios: Malgrat de Mar, Santa Susanna, Pineda de Mar, Calella de Mar, un destino ideal para la práctica del parasailing y el kayak y para salir de noche; Sant Pol de Mar, Canet de Mar, famosa por sus casas modernistas y el festival de música que acoge en verano; Arenys de Mar, Caldes d’Estrac (o Caldetes), uno de los primeros centros de turismo termal en Cataluña; Sant Vicenç de Montalt, Sant Andreu de Llavaneres, Mataró, capital de la comarca; Cabrera de Mar, Vilassar de Mar, Premià de Mar, El Masnou, con la playa de Ocata, y Montgat. Para llegar hasta ellos desde Barcelona ciudad, se puede ir en coche, tomando la N-II, en autobús interurbano o bien con la línea R1 de los trenes de cercanías de Renfe.

Frente a la costa del Maresme, se extiende el Alguer de Mataró, con algunas de las praderas de posidonia oceánica mejor conservadas de España. En esta localidad, además, se puede visitar la villa romana de Torre Llauder, vestigio de entre los siglos I a.C. y III d.C. de la antigua Iluro (Castaños, 175).

Las playas de Barcelona y el resto del Barcelonés

Aunque, sorprendentemente, no forme parte de la marca turística que nos ocupa, la Costa de Barcelona tiene como epicentro la comarca del Barcelonès, que comprende los municipios de L’Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, Badalona, Sant Adrià de Besòs y Badalona. De estos, los tres últimos tienen playa.

Badalona, una de las ciudades más pobladas de Cataluña gracias a sus 220.000 habitantes, destaca por su puerto deportivo y sus nueve playas: Barca Maria, Cristall, Pont d’en Botifarreta, Els Pescadors, Patins de Vela, Estació, Pont del Petroli, El Coco y La Mora. Además de tomar el sol, también se aconseja visitar el Museo de Badalona, que reúne numerosos restos arqueológicos de la Beatulo romana, incluyendo la famosa Venus de Badalona. Esta ciudad catalana también es ideal para hacer turismo industrial, visitando, por ejemplo, la emblemática fábrica modernista de Anís del Mono, un licor que se hizo célebre por su controvertida etiqueta.

Por su parte, Sant Adrià de Besòs dispone de una tranquila playa de 450 km situada al sur de la desembocadura del río Besòs y de su parque fluvial, vigilada por las tres icónicas chimeneas de su antigua central térmica.

Sin embargo, no hace falta de decir que el plato fuerte de la comarca es Barcelona ciudad. La capital catalana posee actualmente 10 playas y áreas acondicionadas para el baño: la zona de baños del Fòrum y las playas de Llevant, que es la más nueva (2006); Nova Mar Bella, Mar Bella, Bogatell, Nova Icària, Somorrostro, Barceloneta, Sant Miquel y Sant Sebastià. Todas ellas suman un total de 5 km de playas urbanas, con todos los servicios y perfectamente comunicadas en transporte público con los barrios del centro.

Podríamos intentar resumirte lo mucho que hay que ver en Barcelona capital, pero siempre nos quedaríamos cortos. Además de su impresionante catálogo de edificios y monumentos modernistas, con la Sagrada Familia de Gaudí como buque insignia, esta ciudad a orillas del Mediterráneo también sorprende por su extraordinaria arquitectura gótica, reflejada en la catedral, la basílica de Santa Maria del Mar, Santa Maria del Pi o el monasterio de Santa Maria de Pedralbes; los restos de la Barcino romana, que pueden verse principalmente bajo la plaza del Rei y otros puntos del barrio Gòtic; el tipismo de Las Ramblas… Todo ello sin olvidar los interesantísimos museos de Barcelona, como el Museo Picasso o el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), situado en la montaña de Montjuïc y depositario de la colección de pintura románica más importante del mundo.

¿Qué más necesitas para animarte a reservar tus vacaciones en la Costa de Barcelona?

 

Visitar las playas del Baix Llobregat

A pesar de la excelente calidad de las playas de Barcelona ciudad, lo cierto es que, a la hora de darse un baño, el litoral barcelonés encierra otras opciones no menos indicadas para tomar el sol y relajarse. De hecho, según una encuesta realizada por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) entre los ciudadanos de Barcelona y sus alrededores, las mejores playas metropolitanas serían las de la comarca del Baix Llobregat.

En este ámbito, la playa más visitada es la de Gavà, seguida por la extensa playa de Castelldefels. En ambos casos, y en condiciones normales, estos dos municipios superan anualmente el millón de visitantes. Por lo que respecta a la de Gavà, se recomienda aprovechar para conocer el yacimiento arqueológico de las Minas Prehistóricas de Gavà. También conocidas como Minas de Can Tintorer, se trata del conjunto de galerías mineras más extenso y antiguo de Europa y el único del neolítico dedicado a la extracción de variscita, un mineral de color verde que se utilizaba para confeccionar adornos corporales. En 1996, el yacimiento fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional.

Además, encontramos las playas de El Prat de Llobregat, próxima al aeropuerto de Barcelona, y las playas de Viladecans, sitas entre la desembocadura de la laguna del Remolar y la laguna de La Murtra.

 

¿Qué hacer en la Costa del Garraf?

La Costa del Garraf, en la comarca del mismo nombre, limita al norte con las playas del Baix Llobregat y, al sur, con la Costa Dorada, perteneciente a la provincia de Tarragona.

Este tramo del litoral catalán está dominado por el macizo del Garraf en su parte central, que llega el Mediterráneo y se suaviza hacia los extremos con playas de arena fina muy abiertas. Por el norte, alcanza el delta del Llobregat, al sur hasta los términos municipales de Sitges, Vilanova y la Geltrú y Cubelles.

Las playas y calas de la Costa del Garraf justifican por sí solas pasar unas vacaciones de relax en la zona. De todos modos, las tres localidades mencionadas también merecen ser recorridas sin prisas por otras muchas razones. Sobre todo, Sitges, una preciosa villa marinera que se convirtió en la cuna del modernismo catalán, al atraer a algunos de sus principales representantes entre finales del siglo XIX y principios del XX. Algo de lo que dan fe el Museo del Cau Ferrat y el Museo del Mar y Cel. Entre los reclamos de Sitges, también destaca la iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, el siempre animado paseo de la Ribera; los locales de ocio de la calle del Pecat y, por descontado, su carnaval y el festival de cine fantástico y de terror que se celebra cada año en octubre.

Además de las playas de Vilanova i la Geltrú, este municipio también ofrece al viajero alicientes como Can Papiol, una bonita masía del siglo XVIII magníficamente conservada; la Biblioteca Museo Balaguer, con una nutrida colección de pintura de la Edad Moderna, y el Museo del Ferrocarril de Cataluña.

En cuanto a la apacible localidad costera de Cubelles, se puede visitar la iglesia de Santa Maria, un edificio barroco levantado entre 1697 y 1737, con un esbelto campanario y rehecho en gran parte durante el siglo XX; el Casal de los Marqueses de Alfarràs, erigido en el siglo XVI sobre los vestigios del antiguo castillo de Cubelles, o la Finca Travé, de estilo historicista. También es aconsejable pasarse por la Exposició Permanent del Pallasso Charlie Rivel (plaza del Castell, 1), dedicada a la obra de Josep Andreu i Lasserre, unos de los clowns más conocidos de todos los tiempos, nacido en Cubelles. Esta muestra hará disfrutar tanto a los niños como a los adultos.

¿A qué estás esperando? Echa un vistazo a nuestras ofertas de vacaciones en la Costa de Barcelona, reserva cuanto antes tu habitación en apartamentos y hoteles con spa o piscina, en el régimen de estancia que prefieras —alojamiento y desayuno, media pensión, pensión completa, todo incluido, etc.— y regálate un viaje que recordarás siempre, a un precio insuperable. En Central de Vacaciones, tu agencia de viajes online de confianza, lo tenemos todo a punto para sorprenderte.