Ofertas de Hoteles en al Algarve

Reserva los mejores Hoteles en el Algarve

Encuentra los mejores hoteles en el Algarve con precios increíbles. Descubre el sur de Portugal y sus increíbles playas con unas vacaciones en Faro, Gagos o Tavira… ¡Que empiece en viaje! 

Portimaõ

Hotel Plaza Real 3* (4 noches)

desde 59€

Albufeira

Hotel Luna Miramar 4* (4 noches)

desde 102€

Lagos

Hotel Vila Branca 3* (4 noches)

desde 152€

Faro

Hotel Dom Bernardo 3* (4 noches)

desde 183€

Tavira

Hotel Praia da Lota 3* (4 noches)

desde 177€

Quarteira

Hotel Quarteirasol 4* (4 noches)

desde 139

Olhos de Água

Hotel Cheerfulway 3* (4 noches)

desde 137€

Monte Gordo

Hotel Foz Atlântida 4* (4 noches)

desde 158€

Nunca te equivocas eligiendo en

Busca tu Hotel en la playa en otras costas próximas

¿Aún no te has decidido de entre todas nuestras ofertas de viajes? ¡Échale un ojo a los mejores destinos de las costas más cercanas al Algarve!

Ofertas de vacaciones en el Algarve

¿Pensando en posibles destinos de sol y playa para una escapada económica y llena de emociones? ¿Qué te parecería un viaje a Portugal? Con nuestras ofertas de vacaciones en el Algarve, la zona más al sur del país luso en la península ibérica, todos sus secretos estarán al alcance de tu mano. ¡Y a precios imbatibles!

Esta región y antigua provincia tiene Faro como capital y Portimão como segundo gran centro de servicios, si bien engloba otras muchas localidades ideales para desconectar: Albufeira, Alcoutim, Aljezur, Alvor, Castro Marim, Lagoa, Lagos, Quarteira (perteneciente al término municipal de Loulé), Monchique, Olhão, Silves, Tavira y Vila Real de Santo António. Todas ellas configuran un espacio turístico de gran belleza, repleta de pueblos que rezuman historia, hermosas playas de arena fina y dorada, atractivas islas y paisajes naturales de postal. Por todo ello, no es de extrañar que el Algarve sea uno de los destinos vacacionales más codiciados por el turismo europeo.

En Centraldevacaciones.com, te lo ponemos muy fácil para que puedas reservar unas vacaciones en el Algarve únicas y a tu medida. Descubre nuestros viajes y lo mucho que esta tierra tiene que ofrecer. 

 

 

¿Cómo llegar al Algarve?

Viajar en avión al Algarve es la manera más cómoda y rápida de desplazarte hasta este rincón de la geografía portuguesa. Por eso, son muchos quienes toman un vuelo al aeropuerto de Faro (FAO), ubicado a tan solo 4 km del centro de esta ciudad y en el que operan algunas aerolíneas de bajo coste. Además, un autobús permite enlazar desde allí con la mayor estación de ferrocarril de la zona, en la localidad de Faro. 

También es posible ir en tren al Algarve, ya que Portugal forma parte de la red ferroviaria europea y se puede llegar fácilmente desde la mayoría de las capitales europeas. La estación de tren central del Algarve se halla muy cerca del centro de Faro.

Otra opción es desplazarse al Algarve en bus. En este sentido, la compañía lowcost Flixbus dispone de diversas rutas regulares con origen en ciudades de Andalucía: Málaga-Faro, Huelva-Albufeira, Huelva-Vila Real de Santo António y Fuengirola-Tavira. A su vez, ALSA conecta Faro y su aeropuerto con Sevilla, Huelva, Málaga y Granada, y comunica Portimão con Sevilla, Huelva, Córdoba y Málaga. De todos modos, existen otras combinaciones para viajar en autobús, por lo que te recomendamos que, si te interesa este medio de transporte, contactes con nuestro equipo.

¿Prefieres llegar al Algarve en coche? Una magnífica red de nuevas autopistas y autovías permite circular sin problemas por zonas atractivas del sur de Portugal. Excepto en fechas clave de verano, no hay problema de atascos o retenciones de tráfico. Desde Lisboa, la capital lusa, se puede tomar la autopista A6 hasta la A2, e ir por esta última hacia el sur del país. En la zona, la A22, conocida como Vía del Infante de Sagres o Vía Longitudinal de Algarve, es la autopista que atraviesa longitudinalmente el Algarve. Desde allí, es posible desviarse por carreteras secundarias que permiten alcanzar playas, pueblos costeros y pueblos del interior.

Por último, pero no menos importante, conviene recordar que se puede llegar al Algarve en barco, a través de los numerosos puertos repartidos por toda la costa sur de Portugal.

 

El clima en el Algarve

Pese a hallarse a orillas del Atlántico, el Algarve posee un agradable clima mediterráneo, con inviernos suaves y veranos cálidos. Las temperaturas máximas registradas en Faro, su capital, fluctúan entre los 25 °C en invierno y en torno a los 40 °C en verano. Muy rara vez las temperaturas caen por debajo de los 0 °C en la estación invernal. De ahí que cualquier fecha sea adecuada para unas vacaciones en el Algarve, si bien la mejor época para viajar es la que va de mayo a septiembre. En cuanto al mes más soleado, esto corresponde a julio, con un promedio de 11,9 horas de sol diarias.

En general, en invierno solo se observan diferencias sutiles en los máximos diarios a lo largo de la costa del Algarve. En verano, se producen temperaturas costeras medias más altas en Faro y en la mayoría de los puntos al este, con máximas alrededor de 29 °C o 30 °C, mientras que los puntos al oeste de Faro y alrededor de Lagos se mueven entre los 27 °C y los 29 °C. En la zona de Sagres, se alcanzan los valores térmicos más bajos del verano, y pueden recibir los vientos más fríos del noroeste. Los mínimos nocturnos en la región oscilan entre los 17 °C y los 19 °C.

En el interior del Algarve, las temperaturas diurnas son más altas que en la costa, yendo por lo general de los 31 °C a los 33 °C, mientras que las temperaturas nocturnas descienden hasta los 16 °C o los 18 °C. Ocasionalmente, las olas de calor pueden hacer que los termómetros se disparen.

En los últimos años, la temperatura del agua del Atlántico se ha movido entre 18 °C y los 19 ° C hasta finales de agosto.

En cuanto a las precipitaciones en el Algarve, estas se sitúan en torno a los 522 mm anuales, un poco más que en Madrid. No hay temporada de lluvias. 

 

 

¿Qué ver en el Algarve?

La lista de lugares que hay que visitar en el Algarve es ingente. Un buen punto de partida para esta ruta es Faro, la capital de la región, de algo más de 41.000 habitantes. Entre sus principales monumentos, destacan la catedral de Faro o iglesia de Santa María (Sé Catedral de Faro), el Palacio Episcopal, el Seminario Episcopal, el convento de Nuestra Señora de la Asunción, el Museo Municipal, el granero de San Francisco, la Casa de José Maria Asís, la Casa de las Figuras, el palacete Belmarço, el palacete Guerreirinho, el Banco de Portugal, el Arco da Vila —una de construcción morisca a la que se incorporaron elementos neoclásicos; el Arco do Repouso, diversas iglesias y ermitas y, finalmente, las murallas.

Pásate también por Loulé. Allí aguarda la iglesia de São Lourenço, una iglesia barroca del siglo XVIII cuyo interior te dejará boquiabierto/a. Las paredes y el techo están completamente recubiertos de fabulosos azulejos azules de la década de 1730. De ahí que a este templo se le conozca popularmente como Igreja de Louça (‘iglesia de Loza’). Los azulejos fueron producidos por Policarpo de Oliveira Bernardes y recrean escenas de la vida de San Lorenzo.

En la cima de un promontorio cercano a Lagoa, se alza el Forte de Nossa Senhora da Rocha, un recinto fortificado que data de antes de la llegada de los árabes, en el siglo VIII. Pese a que quedan pocos vestigios de la fortaleza, que fue derruida en el siglo XIX, podrás contemplar una antigua ermita con tejas de terracota. Sus paredes encaladas y su ubicación en la cima del acantilado crean una escena casi irreal, con unas vistas al océano para enmarcar. Además, cerca de allí, te esperan dos bonitas playas: Praia Nova y la playa de Senhora da Rocha.

Otro must-see para tus vacaciones en el Algarve es el casco antiguo de Lagos, rodeado de un perímetro amurallado de origen árabe y reformado en el siglo XVI. Entre los siglos XVI y XVIII, esta localidad fue la capital del Algarve. Podrás saber más sobre este período visitando el museo de la ciudad, repleto de objetos antiguos (incluidas unas monedas que datan del siglo IV). En cualquier caso, es una delicia pasear por las calles adoquinadas del centro de esta urbe, admirando edificios cargados de historia, como el mercado de esclavos del siglo XV o la iglesia barroca de Santo António, embellecida con los característicos azulejos azules portugueses.

Al sur de Lagos, se despliega el inenarrable promontorio de Ponta da Piedade. Sus formaciones de piedra caliza erosionada y sus acantilados descuellan por su peculiar color rojizo y sus bellos arcos y cuevas naturales. Aprovecha para bajar por una escalinata que te permitirá acceder a las aguas de color esmeralda de su playa. Tampoco puedes perderte las magníficas vistas de las que gozarás desde este mirador privilegiado.   

Visita también Cabo San Vicente, el punto más al suroeste de Europa. Se trata de un entorno asombroso, con acantilados a 75 m de altura que se asoman al océano. Las vistas abarcan los paisajes marinos rocosos al norte y de la punta de Sagres, hacia el este. El lugar también da cabida a un faro, construido en 1846 sobre los cimientos de un convento abandonado. También hay tiendas de regalos y un pequeño museo dedicado a la historia del cabo.

Otro sitio en el que admirar las singulares formaciones rocosas rojas del Algarve es Algar Seco. Este lugar se halla en Carvoeiro, al este del centro de su centro urbano. El océano ha ido desgastando los acantilados hasta formar pequeños huecos, cuevas y afloramientos rocosos que dejan sin palabras al visitante. Hay un paseo marítimo en la parte superior del acantilado desde donde podrás sacar estupendas fotos.  

No dejes de hacer una excursión a la isla de Tavira, una isla larga y estrecha a poca distancia de la ciudad homónima. Se puede llegar hasta allí en un barco que sale del puerto deportivo de la ciudad y del cercano Quatro Águas, o bien cruzar el puente de Santa Luzia y tomar un tren turístico que circula en verano. Una vez allí, podrás relajarte en sus playas de arena blanca y con Bandera Azul.

En el interior del Algarve, dedica un tiempo a conocer la Serra de Monchique, una espectacular cadena montañosa que separa el Algarve y del área de Alentejo, al norte. Allí se halla el Pico da Foia, cuyos 900 m de altitud la convierten en la montaña más alta del sur de Portugal. Fuera de la temporada de verano, este enclave es perfecto para pasear por bosques salpicados de madroños. Como colofón, vista la localidad de Monchique, de calles adoquinadas y con casas encaladas con coloridos marcos en puertas y ventanas.

Y si todo esto te sabe a poco, no olvides que, muy cerca, puedes continuar tu viaje por la Costa de la Luz, en las luminosas playas de Huelva. Basta con cruzar la frontera con España.

Desde nuestros apartamentos y hoteles en el Algarve, todas estas maravillas estarán muy cerca durante tus vacaciones en el Algare. 

 

 

¿Qué hacer en el Algarve?

Sin restar importancia a todo lo anterior, las playas del Algarve son la atracción por antonomasia de la zona. Una de las más importantes es Praia da Rocha, que combina el escarpado paisaje costero con un oleaje moderado, perfecto para un refrescante baño. Algunas son playas secretas enmarcadas por estas enormes rocas esculpidas, si bien el tramo principal es una extensa playa muy apreciada por los amantes del surf.

Otro tanto podría decirse de Praia da Falésia, una playa de arena dorada rodeada por acantilados en tonos ocres. Muchos la consideran la playa más grande del Algarve y también una de las más largas de Portugal. Si quieres hacer senderismo, debes saber que hay un sendero en lo alto de un acantilado a través de pinares y con soberbias vistas panorámicas. Por cierto: este enclave es idóneo para ver la puesta del sol. Y, si puedes, recala en la playa de Vilamoura, de aguas de azul intenso y arena fina.

¿Quieres contemplar el Algarve desde una perspectiva privilegiada? En ese caso, ve a Lagos para tomar una lancha motora y explorar las sobrecogedoras grutas que tachonan el litoral. Del mismo modo, también puedes echarte a la mar para un avistamiento de delfines. En todos los puertos deportivos principales a lo largo de la costa del Algarve, verás anuncios de excursiones organizadas con este propósito. Durante las mismas, tendrás la oportunidad de avistar una gran cantidad de delfines comunes y mulares (normalmente, siempre se consigue localizar alguno de estos cetáceos). Algunas empresas hacen sus travesías con la colaboración de un biólogo marino, que proporciona información adicional acerca de los delfines. Toda una aventura.

¿Te ronda la idea de jugar al golf en el Algarve? Pues bien: aquí tienes a tu disposición uno de los mejores destinos de golf de Europa, gracias a sus 42 campos de golf repartidos en 35 clubes. Increíble, ¿verdad?

¿Vas a viajar al Algarve con niños? Toma nota entonces de los parques acuáticos del Algarve. Uno de ellos, el Side & Splash, en Estômbar, es el más grande de Portugal y uno de los mayores de Europa, gracias a sus 16 toboganes y piscinas y casi dos hectáreas de espacios verdes abiertos en los que broncearse. Por otro lado, el parque Aquashow, en Quarteira, hará las delicias de los niños más mayores, gracias a toboganes como el FreeFall, el tobogán más alto de Europa (mide 32 m). ¡Solo para los más valientes!

Por descontado, no puedes regresar a casa sin degustar la exquisita gastronomía del Algarve. Por su emplazamiento junto al Atlántico, no es de extrañar que el pescado y el marisco sean los ingredientes más socorridos, por lo que no te resultará complicado saborear cangrejos, ostras, calamares o arroces marineros de la más alta calidad, a un precio razonable. Sin embargo, el pescado que más aparece en la carta de los restaurantes es la sardina, cocinada a la parrilla y servida con ensalada y vino blanco.

El pollo piri-piri es el plato estrella del Algarve. Esta especialidad culinaria consiste en pollo asado marinado en una salsa elaborada con chile. Y para acompañar tu café matinal, prueba los riquísimos pasteles de nata locales, una especie de tarta de natillas aromatizadas con almendras. ¿Te vas a resistir?

¿Aún le estás dando vueltas? No lo pienses más y apuesta por nuestras ofertas de vacaciones en el Algarve. Con los packs de viaje que te ofrecemos en Central de Vacaciones, reserva tu habitación en el régimen de estancia que más se adapte a ti —alojamiento y desayuno, media pensión, pensión completa, todo incluido, etc.— y empieza a soñar con una destino al que no le falta de nada. Bem-vindo/a!

 

Somos los mejor valorados por sus Clientes

Con una puntuación de 9.6 sobre 10 según valoraciones de clientes a través de eKomi

Nuestros clientes opinan sobre su experiencia con Centraldevacaciones.com, a través de la plataforma externa e independiente eKomi. Estas opiniones están a tu disposición ¿Quieres ver lo que opinan sobre nosotros?
Puntuación eKomi
9.6 /10

Cálculo de 1.799 valoraciones

EKOMI Opiniones | Centraldevacaciones.com | 25.06.20