10 lugares en los que ver auroras boreales

Las auroras boreales son uno de los espectáculos naturales más asombrosos del mundo. Este fenómeno se produce cuando las partículas cargadas por el Sol chocan con el campo magnético de la Tierra. Desde allí, se dirigen a los polos y, al topar con la atmósfera, desencadenan un proceso químico que se traduce en la liberación de energía en forma de luces de diversas tonalidades. El resultado es tan fascinante que todos hemos acariciado la idea de contemplar esta maravilla en directo, pero ¿cuándo y dónde? Para ayudarte en tu elección, aquí te traemos 10 lugares en los que ver auroras boreales.

Eso sí: para que tus vacaciones sean un éxito, te recomendamos organizar tu viaje de agosto a abril. No obstante, los meses en los que hay más probabilidades de ver auroras boreales son diciembre, enero y febrero. Esto se debe a que la cantidad de luz solar es menor y las noches son más largas, por lo que se dan las condiciones adecuadas para que este fenómeno tenga lugar.

Dicho esto, veamos cuáles son los mejores lugares para ver auroras boreales. ¡Apunta estos consejos!


1. Fairbanks, Alaska, Estados Unidos

Alaska, el mayor estado de Estados Unidos y el menos poblado, es un acierto seguro para quienes quieren ver in situ las northern lights, el nombre en inglés de las auroras boreales. El clima frío, los cielos despejados y la ausencia de contaminación lumínica crean condiciones óptimas para que se produzcan. ¿Eres de los que temen las bajas temperaturas? En ese caso, te gustará saber que algunos hoteles en Alaska ofrecen a sus huéspedes la posibilidad de contemplar las auroras boreales desde aguas termales.

Si tuviéramos que decantarnos por un lugar en concreto, te recomendaríamos Fairbanks. De hecho, se encuentra justo debajo del denominado óvalo auroral, una zona en forma de anillo que se asienta sobre el polo norte. De media, los visitantes pueden ver auroras en un 80% de las noches despejadas durante la temporada de auroras, que en esta zona va del 21 de agosto al 21 de abril, aproximadamente.  

También puedes aprovechar tu viaje a Alaska para visitar la Casa de Santa Claus en la ciudad de North Pole, situada unos 21 km al sureste de Fairbanks. O para ver esculturas de hielo en febrero y marzo, con motivo del Campeonato Mundial de Arte de Hielo; hacer un recorrido en trineo tirado por perros o en motos de nieve o avistar ejemplares de alces, osos y águilas, entre otros animales salvajes. Naturaleza en estado puro.

2. Upper Peninsula, Michigan, Estados Unidos

Tu próximo viaje a Estados Unidos pone en tus manos otro destino donde ver auroras boreales: Upper Peninsula, en el estado de Michigan. Nuestra recomendación es que elijas un hotel en la isla de Mackinac, en la confluencia del lago Michigan y el lago Hurón, ya que el personal de estos establecimientos alerta a los huéspedes cuando hay una elevada probabilidad de avistar auroras boreales. Otro lugar cercano que conviene tener en cuenta es el Headlands International Dark Sky Park, en la ciudad de Mackinaw.

Si aun así decides viajar en verano, podrás contemplar la Vía Láctea con una visibilidad perfecta y ser testigo de las lágrimas de San Lorenzo, una lluvia de meteoritos de alta actividad que también se conoce como las perseidas. ¡Acuérdate de pedir un deseo!  

3. Yukón, Canadá

El norte de Canadá es todo un must para aquellos que buscan parajes aislados y con buena visibilidad. Son muchas las zonas en las que se ve la aurora boreal habitualmente, siendo el territorio de Yukón —donde se localiza el Parque y Reserva Nacional Kluane— el mejor lugar. También puedes explorar los Territorios del Noroeste, con Yellowknife como ciudad principal, y el territorio de Nunavut, que registra menos viajeros a la caza de la aurora boreal.

Si te estás planteando unas vacaciones en Canadá con este fin, ten presente que el mejor momento del año es el que va de finales de agosto a mediados de abril.

4. Sur de Groenlandia

La isla de Groenlandia, perteneciente a Dinamarca, puede presumir de una ubicación privilegiada dentro del óvalo auroral. Todo ello sin obviar que este rincón del planeta recibe muchos menos turistas que su vecino del norte, Islandia. Sin embargo, esto tiene una explicación: aquí no hay carreteras, lo que hace que el avión y el barco sean el principal medio de transporte. Pese a todo, la recompensa está asegurada, dado que tendrás infinidad de icebergs, y auroras, para que los disfrutes prácticamente tú solo/a. ¿Te lo imaginas?

El sur de Groenlandia es el enclave ideal, ya que si te desplazas al norte estarás saliendo del óvalo auroral. Los mejores sitios para ver este fenómeno son Ilulissat o Nuuk, desde donde se organizan salidas comentadas. En este caso, la temporada de avistamiento va de agosto a finales de abril.

5. Reikiavik, Islandia

Eligiendo una de nuestras ofertas de viajes a Islandia de septiembre a abril, podrás regalarte la experiencia única de presenciar una aurora boreal. Para aumentar las posibilidades de éxito, dirígete Öskjuhlið, un área boscosa próxima a la capital nacional, Reykjavik o Reikiavik. En la parte más alta del bosque, se halla Perlan, el único planetario islandés, en el que también podrás disfrutar de exposiciones permanentes dedicadas a Islandia. Tampoco puedes perderte las vistas panorámicas de la ciudad desde la plataforma de observación de la cuarta planta de Perlan. Desde esta atalaya privilegiada, verás el glaciar Snæfellsjökull, el volcán Keilir y la montaña de Esja.  

Otros espacios en los que ver auroras boreales en Islandia son el municipio de Seltjarnarnes, emplazado al sur del fiordo Kollafjörður y cerca de Reikiavik; Vik, Látrabjarg, Djúpavík y Eldborgahraun.

6. Tromsø, Noruega

Situada en pleno corazón del círculo polar ártico noruego, Tromsø está considerado como uno de los mejores lugares en los que ver auroras boreales. Desde los hoteles en Tromsø, se organizan salidas de senderismo y safaris fotográficos a cargo de guías expertos para buscar el punto de observación más adecuado. Además, algunas de estas actividades se repiten, sin coste adicional, si los participantes no consiguen observar este fenómeno, que convierte el oscuro cielo de Noruega en un mar ondulante con destellos rojos, violetas, verdes y blancos.

Pero hay otro motivo para viajar a Tromsø: entre finales de enero y principios de febrero, la ciudad acoge el Festival de la Aurora Boreal (Northern Lights Festival, en inglés), un evento dedicado a la música y las artes escénicas de 10 días de duración.

Tampoco podemos dejarnos en el tintero las islas Lofoten, otro lugar de observación que nunca defrauda.

7. Laponia sueca

Un viaje a Suecia es también una apuesta segura para ver auroras boreales, con una ventaja añadida: debido a las corrientes marítimas, las temperaturas aquí son más suaves que en otros países que también se mencionan en este artículo, como Canadá o Rusia. Todo ello sin olvidar que se puede acceder fácilmente a este país escandinavo en avión. ¿El período óptimo? De septiembre a finales de marzo.

Si bien la mayor parte del territorio sueco es perfecta para ver auroras boreales, te aconsejamos ir desde la frontera septentrional con Noruega hasta Jokkmokk. Otros lugares remarcables son Abisko, Jukkasjärvi, Kiruna, Tärendö, y el Parque Nacional Farnebofjarden, que se despliega a 140 km de Estocolmo, la capital sueca.

8. Rovaniemi, Laponia finlandesa

En el norte de Finlandia, se puede ver sin problemas la aurora boreal de septiembre a marzo, lo que hace que esta sea una opción inmejorable para presenciarla. Solo hay un inconveniente: las gélidas temperaturas de Finlandia. ¿La solución? Alojarte en un iglú especialmente diseñado para que puedas ver las auroras sin pasar frío y desde la comodidad de tu cama. ¿Se puede pedir más?

Por cierto: si eliges este destino para tus vacaciones de Navidad y vas a viajar con tus hijos, los peques podrán aprovechar para acercarse al Santa Claus Village, el pueblo de Papá Noel, y entregarles su carta en mano.

Si lo prefieres, el firmamento de la localidad de Ivalo también puede darte más de una alegría.

9. Rusia

Una gran parte de Rusia se encuentra dentro del círculo polar ártico, lo que convierte a este extenso país en una elección perfecta para ver auroras boreales. La península de Kola en un fantástico emplazamiento, con la ciudad de Murmansk como puerta de acceso. Si te vas a alojar en un hotel en San Petersburgo, la ciudad de más de un millón de habitantes más septentrional del planeta, podrás apuntarte a excursiones para ver auroras. Los destinos más recurrentes, además de la mencionada Murmanks, son Arkhangelsk y Petrozavodsk.

El período más adecuado para realizar esta actividad va de septiembre a marzo. En cualquier caso, enero y diciembre son óptimos, debido a la ausencia total de sol durante seis semanas en algunas áreas del norte de Rusia.

10. Islas Orcadas, Escocia

Cerramos nuestro recorrido por los mejores lugares en los que ver auroras boreales en las islas Orcadas u Orkney, un precioso archipiélago sito en la costa norte de Escocia. El otoño y el invierno son las estaciones idóneas para presenciar las auroras, también conocidas en el dialecto local como mirrie dancers. Esta época del año trae noches frías y cielos despejados, lo que se traduce en una magnífica visibilidad. Algunos lugares para ver este espectáculo nocturno incluyen la cima de Wideford Hill, el litoral de Birsay o la playa de Dingieshow. Además de la aurora, Orkney alberga impresionantes paisajes costeros y más ovejas de las que puedes contar.

¿Te apasionan la historia y la arqueología? Entonces, aprovecha tu viaje a Escocia para visitar The Heart of Neolithic Orkney, un yacimiento declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, con diversos monumentos que datan de hace unos 5.000 años. También puedes recorrer la ciudad histórica de Kirkwall, la capital de las islas Orcadas.

Con todas estas sugerencias, y con nuestras irresistibles ofertas de viajes baratos, lo único difícil será escoger un solo destino. ¿Ya tienes el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías