10 destinos baratos para una escapada en invierno

A nadie debería de sorprenderle que el Blue Monday, considerado como el día más triste del año, caiga en enero. De hecho, el primer mes del año reúne todos los ingredientes para deprimir a cualquiera: el fin de las vacaciones navideñas, la temida cuesta a la que da nombre —y que nos convierte, a nuestro pesar, en malabaristas de la economía doméstica— y, sobre todo, la ausencia de festivos en el calendario hasta marzo (y solo en aquellos lugares en los que se celebra San José, el 19 de marzo). Por suerte, hay maneras de combatir esta sensación sin castigar nuestro bolsillo. Por ejemplo, hacer un merecidísimo break. ¿Y qué mejor que estos 10 destinos baratos para una escapada en invierno?

A la hora de confeccionar esta lista, hemos tenido en cuenta tanto el precio del vuelo y el hotel en estas fechas como la temperatura, para que puedas hacer turismo sin estar pendiente del termómetro. Y para que te sea más cómodo consultar estas opciones, te las presentamos por orden alfabético. ¡Vamos allá!

Amán (Jordania)

Amán o Ammán, la capital jordana, no solo es la puerta de acceso a uno de los destinos más turísticos y admirados de Oriente Próximo: también es una oportunidad para viajar en el tiempo. Para comprobarlo in situ, te invitamos a visitar la Ciudadela de Amán o Jabal al-Qal’a con vestigios de la Edad del Bronce y del Hierro y ruinas de los períodos romano y omeya (¡no te pierdas el templo de Hércules ni el palacio omeya!). Además, desde allí gozarás de unas vistas de impresión. También puedes acercarte al teatro romano de Amán, del siglo II d.C. y con capacidad para 6.000 personas, al vecino Odeón y a la mezquita de Abdalá I. Rematada con una bella cúpula azul, es  la única mezquita de la ciudad que permite el acceso a los no musulmanes. Dedica también un tiempo a descubrir el Museo Arqueológico de Jordania y a dar un paseo por la emblemática Rainbow Street.

Por descontado, Amán es el punto de partida perfecto para visitar otros lugares interesantes de Jordania, como Jerash, una ciudad al norte del país y de gran importancia arqueológica; Petra, la capital de los nabateos, el desierto de Wadi Rum o el mar Muerto.  

El Cairo (Egipto)

No dejamos aún de lado la arqueología, ya que la capital egipcia es otro must para los aficionados a la historia. En la cercana Guiza, te esperan las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, así como la enigmática silueta de la esfinge más famosa del mundo. Asimismo, también puedes hacer excursiones a las necrópolis de Memphis y Saqqara, famosa por albergar la pirámide escalonada de Zóser. De todos modos, no hace falta salir de El Cairo para descubrir tesoros que te dejarán sin palabras. Sin ir más lejos, allí te aguardan la ciudadela de Saladino, con su mezquita de Alabastro; el mercado de Khan el-Khalili, el barrio copto o el Museo Egipcio de El Cairo. Incluso, puedes completar tu viaje a Egipto con un crucero por el Nilo hasta Asuán. ¿Te lo imaginas?

Estambul (Turquía)

Dentro de nuestros 10 destinos baratos para una escapada en invierno, no podía faltar la ciudad más importante de Turquía: la cosmopolita Estambul, la única ciudad del mundo que bascula entre dos continentes, Europa y Asia, así como una urbe repleta de interesantes reclamos. Aunque es mucho lo que hay que ver en Estambul, te recomendamos especialmente el Palacio Topkapi, cuyas paredes albergan las dependencias de un antiguo y ostentoso harén; el Museo de Santa Sofía de Estambul, la mezquita Azul, la mezquita de Solimán el Magnífico, la torre Gálata, el Gran Bazar y el Bazar de las Especias o Bazar Egipcio (Mısır Çarşısı). Por supuesto, resulta obligado hacer un crucero por el Bósforo, para contemplar el skyline de Estambul desde un punto de vista privilegiado.

Hammamet (Túnez)

Otra de nuestras propuestas para tus escapadas de invierno es un viaje a Túnez. Concretamente, a Hammamet, uno de sus destinos de sol y playa con mayor tirón del Magreb. Entre sus principales reclamos, hay que referirse a la medina, un recinto amurallado situado junto a una kasbah del siglo XV y erigida sobre una fortaleza del siglo XII. Este rincón no debe confundirse con la llamada Nueva Medina, que es en realidad un centro comercial con tiendas y restaurantes. Una vez allí, pasea sin prisas por sus callejuelas y detente a tomarte un tentempié en el mítico café Sidi Bouhdid, ubicado junto al a muralla y una elección ideal para ver la puesta de sol. La ciudad también dispone de un puerto deportivo con embarcaciones de recreo, así como de magníficas playas. Todo ello sin olvidar la posibilidad de hacer excursiones por Túnez, visitando, entre otros lugares, el desierto del Sáhara o el anfiteatro de El Djem.

¿Qué más necesitas para hacerte con una de nuestras ofertas de viaje a Hammamet?

L’Alguer (Cerdeña, Italia)

Un viaje a Italia barato es siempre un acierto, incluso en los meses más fríos del año. Y para muestra, un botón: la evocadora ciudad marinera de L’Alguer (o Alghero, en italiano), en el noroeste de Cerdeña. Una vez allí, no dejes de recorrer las callejuelas de su casco antiguo, del siglo XII, con monumentos como la torre de Solis, del siglo XVI, o la iglesia de San Francesco, una joya gótica del siglo XIV. Acécate también al Capo Caccia, donde se despliega la llamativa Grotta di Nettuno. También te sugerimos pasear por las playas de San Giovanni y Maria Pia y admirar las nuragas —construcciones megalíticas tradicionales de la isla—, del siglo XVI a.C., que se hallan en el sitio arqueológico de Palmavera, emplazado al noroeste de L’Alguer y a pocos kilómetros de la costa.

Lyon (Francia)

Otro de nuestros destinos baratos para una escapada en invierno es la ciudad francesa de Lyon, a orillas del Ródano. ¿Sabías que 427 hectáreas de su término municipal están clasificadas como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1998? Entre sus espacios protegidos, destacan la colina de Fourvière, los antiguos barrios del Vieux Lyon, la colina de la Croix-Rousse, el patrimonio urbano asociado a los obreros de la seda, denominados canuts, y la Presqu’île, testimonio de las evoluciones industriales de la ciudad. Por otro lado, puedes visitar los mejores museos de Lyon, como el Museo de Bellas Artes de Lyon, en el que se exhiben esculturas de Rodin; los Museos Gadagne, dos museos ubicados en un edificio renacentista, y dedicados respectivamente a la historia local y a los títeres, una parte importante de la cultura local; el Museo de la Imprenta y el Museo de las Confluencias, el más nuevo de los museos de Lyon, inaugurado en 2014 y centrado en analizar la condición humana desde diversos ámbitos. ¿Preparado/a para unas vacaciones en Francia de primera y a precios increíbles?

Marrakech (Marruecos)

Volvemos al norte de África para sugerirte una escapada a Marrakech, la pintoresca Ciudad Roja y un enclave que siempre tiene algo nuevo que ofrecer al viajero. Son muchos los rincones que hay que descubrir en esta fascinante ciudad de Marruecos. Entre sus reclamos más importantes, destaca el Palacio de la Bahía, de finales del siglo XIX y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985. Tampoco hay que pasar por alto las tumbas saadíes, de finales del siglo XVI y pertenecientes a las dinastías almorávides y almohades; la medina, el barrio judío, el Jardín Majorelle, la mezquita de Koutoubia, que es la mayor de la ciudad, y la inenarrable plaza de Jemma el Fna, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO. Aprovecha también para ir de compras por los ensortijados zocos de Marrakech, donde darás con un souvenir original y económico.

Oporto (Portugal)

La segunda ciudad portuguesa, situada a orillas del Duero, es otro de los grandes destinos baratos para una escapada en invierno. Es mucho lo que hay que ver en Oporto, una localidad cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y que es una buena alternativa a los puntos turísticos más concurridos. Por ejemplo, la torre de los Clérigos, una construcción que te regalará una panorámica impagable sobre la ciudad; la catedral de Oporto o Sé, del siglo XII; el mercado de Bolhão, inaugurado en 1914 y repleto de puestos de comida portuguesa tradicional. Para ir de compras, nada mejor que la rúa de Santa Catarina.  Y si eres amante de la lectura, pásate por la fotogénica librería Lello e Irmão, que sirvió a la escritora J. K. Rowling para ambientar la saga de Harry Potter. También puedes hacer un crucero para visitar los puentes de Oporto y pasear por la Ribeira, entre el puente de Dom Luis I y el puente de la Arrábida. Otro tanto podría decirse de las escapadas a los viñedos circundantes, donde se produce el excelente vino de Oporto.

Roma (Italia)

Fundada según el mito por dos hermanos amamantados por una loba, Rómulo y Remo, la capital de Italia es el resultado de casi tres milenios de historia. ¿Por qué no hacer un viaje en invierno para recorrer sus calles y avenidas sin prisas? Sus barrios son un impagable collage de vestigios de la época romana, medievales, renacentistas, barrocos y contemporáneos. El corazón de la antigua Roma es el Palatino, una de sus siete colinas, que da cabida al Foro Romano y al Coliseo, del siglo I d.C. y máximo exponente de la arquitectura imperial. También resulta obligado visitar El Vaticano, el estado más pequeño del mundo, y maravillarse ante los Museos Vaticanos, con su Capilla Sixtina, y la basílica de San Pedro. No menos aconsejable es aparcar en el estrés en el bello barrio del Trastevere, o de emocionarse ante la espectacularidad del Panteón de Agripa, el Castel Sant’Angelo o la Fontana di Trevi. Aunque en estas fechas no está tan animada como Venecia, que en febrero celebra su carnaval, los vuelos a Roma resultan mucho más baratos en estas fechas.

Sevilla (España)

Nuestro recorrido virtual por los mejores destinos baratos para una escapada en invierno acaba en una ciudad tan especial como su color, según el estribillo de una popular canción. Hablamos de Sevilla, la hermosa capital de Andalucía junto al Guadalquivir. Su abanico de monumentos es ingente: la catedral de Sevilla, con la Giralda como buque insignia; la Torre del Oro, el Real Alcázar, los barrios de Santa Cruz y Triana, el parque de María Luisa, la plaza de España… Y podríamos continuar con la lista, aunque preferimos que seas tú quien explore el trazado urbano de la capital hispalense desde tu hotel en Sevilla. ¡No te arrepentirás!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías