¿Cuáles son los países de Europa del Este?

bulgaria photobulgaria photobulgaria photo

A menudo, utilizamos la expresión países del Este de Europa para referirnos al conjunto de naciones ubicadas en la zona oriental del continente. En su mayor parte, estos países corresponden a los antiguos países satélite de la desaparecida URSS, aunque esto no siempre es así. Ahora bien, ¿cuáles son los países de Europa del Este en realidad?

Para dar respuesta a esta cuestión, hay que tener en cuenta que la división de Europa en dos mitades —Europa oriental y Europa occidental— responde a razones históricas y no geográficas. Lo veremos a continuación.

Tras la Segunda Guerra Mundial y con el comienzo de la guerra fría, el continente europeo quedó dividido en dos zonas de diferente influencia política. Una de ellas fue lo que empezó a conocerse como Europa del Este, que fue la que quedó bajo la influencia soviética en esta época, y se organizó mediante dos tratados: el Pacto de Varsovia y el COMECON.

Después de la desintegración de la URSS, el 26 de diciembre de 1991, en la mayoría de los países que integraban esta federación iniciaron un proceso de transición del comunismo hacia el capitalismo y la democracia. Los resultados que ofreció fueron bastante dispares. Mientras que en algunos estados  —como la República Checa, Eslovaquia o Eslovenia— se alcanzó un desarrollo económico y de bienestar social similar al de gran parte de Europa occidental, otros siguen actualmente lejos de estos niveles de desarrollo. Incluso, la desmembración de los países de la antigua Yugoslavia, alejados ideológicamente de la URSS, acabó con problemas territoriales que desembocaron en la guerra de los Balcanes.

Todos estos estados, a medida que han ido acercándose a las estructuras socioeconómicas occidentales, han ido ingresando a las organizaciones internacionales creadas por este antiguo bloque durante la guerra fría: la OTAN y la Comunidad Económica Europea (la actual, Unión Europea).

Actualmente, se consideran englobados en la Europa del Este los siguientes estados, si bien los presentaremos por orden alfabético y agrupando los territorios en función de su emplazamiento geográfico.

Países de Europa oriental

Bielorrusia

Este país fue una de las antiguas repúblicas socialistas soviéticas que conformaron la extinta URSS. Su capital es Minsk, posee una población cercana a los 10 millones de habitantes y tiene como lenguas oficiales el ruso y el bielorruso. Entre sus principales reclamos turísticos, destacan cuatro sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: los castillos de Mir y Niasvij, el bosque de Białowieża y el arco geodésico de Struve.

Moldavia

Ubicada en los Cárpatos y entre Ucrania y Rumanía, países con los que limita por el este y el oeste, respectivamente, se trata de otro de los antiguos países que formaron parte de la URSS hasta 1991. Posee alrededor de 4,5 millones de habitantes y su capital es Chişinău. La historia moldava está estrechamente ligada a la rumana, ya que parte de su extensión actual ha llegado a pertenecer a ambos países.

Rusia

El mayor país de Europa —una parte de Rusia pertenece al Viejo Continente— y del mundo es también un destino turístico de primer orden. Su capital, Moscú, cuenta con numerosos lugares de interés, como la plaza Roja, el Kremlin, la catedral de San Basilio, la catedral del Cristo Salvador o el Teatro Bolshoi. Otro lugar de interés es la ciudad de San Petersburgo, la ciudad de más de un millón de habitantes más septentrional del mundo. Su buque insignia es el Museo del Hermitage, una de las pinacotecas más importantes de Europa. También merece la pena disfrutar de las noches blancas de San Petersburgo, durante las que tienen lugares conciertos y otros eventos culturales. ¿Te animas a descubrirlos con nuestras ofertas de viajes a Rusia?

Ucrania

Situada a orillas del mar Negro, esta antigua república soviética es independiente desde el 24 de agosto de 1991, fecha en la que la Rada Suprema —el Parlamento ucraniano— aprobó su declaración de independencia de la URSS. En Kiev, la capital nacional, merece la pena visitar la catedral de Santa Sofía, rematada con una cúpula dorada y diversos frescos y mosaicos del siglo XI. Tampoco hay que perderse, frente al río Dniéper, el complejo monástico de Kiev: el de Pechersk Lavra, un lugar de peregrinación cristiana con tumbas de origen escita y catacumbas en las que están enterrados algunos monjes ortodoxos.

Países de Europa central

Eslovaquia

Con dos tercios del país ocupado por las montañas, Eslovaquia, que hasta 1992 formó parte de Checoslovaquia junto con la República Checa, se ha consolidado como un destino de moda para la práctica del esquí. No obstante, cuenta con otros muchos lugares que visitar. Entre ellos, destaca su capital, Bratislava. Fundada en el siglo X, esta ciudad conserva numerosos monumentos que reflejan su pujante pasado, como el castillo de Bratislava o la iglesia Azul, de estilo modernista. No menos recomendable es dar un paseo por la orilla del Danubio o por las callejuelas del casco antiguo, salpicadas de curiosas estatuas (entre ellas, las de un hombre saliendo de una alcantarilla, única en el mundo). Fuera de Bratislava, Eslovaquia cuenta con numerosos castillos y una extensa oferta de deportes de aventura.

Hungría

Situada en el corazón de Europa y parte del antiguo Imperio austrohúngaro hasta la Primera Guerra Mundial, Hungría ha sido siempre un punto de encuentro entre pueblos y culturas. Después de décadas de aislamiento por ser parte del bloque comunista, hoy es una excelente opción para unas vacaciones. La puerta de entrada al país es su capital, Budapest, a orillas del Danubio y una de las ciudades europeas más bonitas. Dividida en dos zonas principales, Buda y Pest —esta última más extensa y moderna—, cuenta con numerosos monumentos, como el Parlamento, la Gran Sinagoga o la plaza de los Héroes. Otros pueblos y ciudades que hay que descubrir son Hollókő, un pueblo tradicional declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; Szentendre, con una interesante arquitectura barroca y con calles siempre decoradas, y Pécs.

Polonia

Ubicada a orillas el mar Báltico y limitando con Lituania, Bielorrusia, Ucrania, la República Checa, Eslovaquia y Alemania, este país de la Unión Europea tiene como principal aliciente sus paisajes naturales. Al ser un territorio poco industrializado, Polonia posee numerosos espacios vírgenes, más que los países del entorno. A esto se suma su patrimonio arquitectónico e histórico, concentrado sobre todo en Varsovia, la capital; Cracovia y Wroclaw, entre otras ciudades.

República Checa

La otra parte de la desaparecida Checoslovaquia, junto con Eslovaquia, se halla entre Alemania, Polonia, el territorio eslovaco y Austria, y posee una población de 10,5 millones de habitantes, aproximadamente. Su principal destino turístico es Praga, la capital, considerada como una de las ciudades más bellas de Europa. Su centro está dividido en tres distritos, cuyos nombres corresponden a las tres ciudades que originariamente crecieron a orillas del río Molava: Staré Mesto (‘Ciudad Vieja’), Malá Strana (‘Pequeña Ciudad’) y Nove Mesto (‘Ciudad Nueva’). Otras localidades checas de interés son la ciudad balnearia de Karlovy Vary, Olomuc y Český Krumlov.

Rumanía

Emplazada en el noroeste de la península balcánica, a orillas del mar Negro y miembro de la Unión Europea desde 2007, Rumanía posee un territorio formado principalmente por montañas, llanuras y mesetas. Su capital, Bucarest, reúne algunos edificios notables inspirados en la arquitectura soviética, si bien los mayores atractivos se encuentran en la famosa Transilvania, repleto de zonas de naturaleza casi virgen. También habría que mencionar los monasterios de Bucovina, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y algunos pueblos y ciudades medievales.

Países de Europa del sur

Albania

Esta pequeña república de la zona de los Balcanes limita al norte con Montenegro, al nordeste con Kosovo, al este con Macedonia del Norte, al sur con Grecia, al oeste con el mar Adriático y al suroeste con el mar Jónico. En su capital, Tirana, viven unas 400.000 personas. Otras ciudades principales son Durres, Elbasan, Vlorë y Shkodër, que tienen alrededor de los 100.000 habitantes. El país también posee atracciones naturales, como las cascadas de Grunas o el lago Skadar.

Bulgaria

Junto con Rumanía, Bulgaria fue el otro país que se integró en la Unión Europea en 2007. Situada al sur del territorio rumano y separada de este por el Danubio, Bulgaria combina llanuras y zonas montañosas. El país posee un patrimonio histórico y cultural más que notable, a lo que se suman numerosos espacios naturales. El turismo es una importante fuente de ingresos, y sus monasterios ortodoxos, uno de sus tesoros más preciados. Su capital es Sofía.

Migraciones y otras consideraciones sobre los países de Europa del Este

No obstante, también hay que apuntar que algunos autores también consideran como países de Europa del Este a aquellos que formaban la antigua Yugoslavia, y que son los siguientes: Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia. Los únicos que forman parte de la Unión Europea hoy por hoy son Eslovenia y Croacia.

Uno de los problemas que afecta a la región es el de las migraciones desde los países del este hacia el centro de Europa, o la también llamada Europa occidental, tras la caída del muro de Berlín y la desmembración de la URSS.

Antes de la disolución del bloque comunista, los habitantes de esos países tenían prohibido transitar libremente. A partir de la caída del muro de Berlín y la consiguiente disolución del bloque comunista surgió un importante movimiento de la población. En la región que perteneció a la URSS, emigraron alrededor de tres millones de personas en el período comprendido entre 1991 y 1996. El país que más se vio afectado por estas migraciones fue Alemania, ya que recibió grandes grupos de individuos de la Alemania del Este, que había sido franqueada por el muro de Berlín. Tras la crisis en algunos países del Este, durante la década del 1990, la región de Europa occidental se volvió a ver afectada por distintas migraciones, si bien la mayoría ya han remitido en la actualidad.

¿Quieres visitar algunos de los países del Este? Si es así, echa un vistazo a las ofertas de viaje de Central de Vacaciones, donde te esperan los mejores viajes baratos y de calidad. ¡Reserva ya los vuelos y el hotel a precios increíbles!

Fotos de: archer10 (Dennis) 105M Views

Categorías