Qué ver en Bratislava, la capital de Eslovaquia

Si vas a viajar a Bratislava, la capital de Eslovaquia, te toparás con una ciudad cargada de historia y en continua transformación. Esto especialmente visible en las inmediaciones de la estación de autobuses, una de las principales puertas de entrada a esta urbe, aunque también se está trabajando en la recuperación de edificios emblemáticos y de infraestructuras heredadas del antiguo régimen comunista. ¿Te gustaría visitar este destino centroeuropeo? Si es así, no te pierdas nuestras recomendaciones sobre qué ver en Bratislava.

Antes de entrar en materia, no está de más conocer algunos detalles sobre esta ciudad, que cuenta con la mayor densidad de población de Europa central. Sede del parlamento y gobierno eslovacos, cuenta con una gran oferta arquitectónica y cultural.

Bratislava

Lugares de interés en Bratislava

La zona más interesante desde el punto de vista monumental y artístico es el núcleo histórico, colorido y acogedor, donde se concentran numerosas tiendas y restaurantes. Eso sí: ten en cuenta que los precios son sensiblemente superiores a los de otras zonas de la ciudad, y duplican o triplican los del interior del país. Mención especial merece también el puerto fluvial, a orillas del río Danubio, donde se pueden ver barcos mercantes y una gran actividad.erigido en el siglo XV sobre una colina durante el reinado de Segismundo de Luxemburgo. En 1811, fue destruido por un incendio, que también afectó a algunas construcciones de los alrededores y, desde la década de 1950, se está llevando a cabo una reconstrucción del conjunto. Actualmente, el castillo da cabida a exposiciones arqueológicas, históricas y artísticas. También es posible subir hasta el último piso de esta construcción, desde donde se disfruta de unas vistas de impresión, o ver un vídeo que resume la historia del completo.

A la década de 1970, corresponde el puente que conecta al sur y al norte de la ciudad con una torre de aspecto futurista, y desde la que gozarás de una magnífica panorámica sobre el Danubio.

Al acabar la visita del castillo, te recomendamos pasear por el agradable y encantador casco antiguo de Bratislava. Esta parte es donde la mayoría de los bares y restaurantes de la ciudad se ubican, donde los turistas suben y baja, detrás de las diversas tiendas de souvenirs. Aquí también es visible la aparición de una nueva clase adinerada que día y noche pasan su tiempo entre tiendas de diseño y las terrazas más de moda. Tómate el tiempo para caminar entre museos y edificios de estilo rococó, y también para descubrir algunas de las muchas estatuas que salpican el centro histórico. Una de ellas representa a un hombre saliendo de una alcantarilla y es única en el mundo en su género. Sin duda, es uno de los lugares más fotografiados.

Estatua alcantarila

Uno de los edificios más llamativos del casco antiguo es la catedral de San Martín, dedicada al culto católico y de estilo gótico. Levantada a finales del siglo XIII, fue ampliada en el siglo XIV y remodelada en el siglo XVIII. En 1835, un incendio la destruyó, lo que en 1847 obligó a su reconstrucción. También recomendamos visitar la catedral de San Juan de Mata y San Félix de Valois o iglesia Trinitaria, con una sencilla fachada barroca y situada en la plaza de Župné, o la iglesia y el monasterio franciscanos.

Entre los museos de Bratislava más recomendables, cabe referirse al Danubiana Meulensteen Art Museum, con colecciones de arte contemporáneo, y el Stm Muzeum Dopravy, en el que se exhiben coches de época y otros medios de transporte.

Fuera del centro histórico, a medio camino entre este y la estación, se alza la iglesia de Santa Isabel o iglesia Azul, situada en la calle de Bezručova y de principios del siglo XX.  El edifico está consagrado a Isabel de Hungría, hija de Andrés II, quien creció en el castillo de Pressburg (Pozsonyi vár). Además de deslumbrar por el llamativo color de su fachada, esta iglesia también reúne mosaicos, mayólicas y un techo de cristal azul.

Por cierto: ahora que ya sabes qué ver en Bratislava, no dejes de reservar mesa para probar el plato nacional eslovaco: los bryndzové halušky, unos deliciosos dumplings cubiertos de queso de oveja fundido. ¡Repetirás!

Cómo llegar a Bratislava

Una de las formas de acceder a la capital eslovaca es tomar un vuelo a Bratislava. El aeropuerto internacional de Bratislava (Letisko Milana Rastislava Štefánika Aeropuerto, BTS, www.airportbratislava.sk) es el principal del país y conecta a Eslovaquia con la mayoría de las ciudades europeas. La compañía de bajo coste Ryanair opera vuelos entre la ciudad y destinos como Londres, París, Roma y Bruselas. Puede ser una opción muy interesante (y barata) para llegar a Viena, la capital de Austria, situada a solo 65 km de la ciudad.

Para ir del aeropuerto al centro de la ciudad, puedes tomar un taxi —no obstante, los taxis son caros, con precios de tarifa media de unos 30 euros, si bien puede ser un precio razonable para grupos— o el autobús 61. El terminal está a unos 8,5 km del centro de Praga.

Bratislava es un buen destino para acceder a él en tren. La compañía ZSR (www.zsr.sk) tiene servicios hacia y desde Viena, Austria (el viaje dura una hora y 12 minutos) o Budapest (el trayecto tiene una duración de 3 horas y 45 minutos). La estación de tren principal de la ciudad es la Bratislava Hlavná stanica (Bratislava ht. St.), situada junto al casco antiguo y el castillo. Otra estación ampliamente utilizada es el Bratislava-Petr žalka, 4 millas al sur, cruzando el río Danubio. Los trenes internacionales trabajan salen y llegan a ambas.

Otra opción es llegar a Bratislava en bus. De hecho, como hemos indicado antes, la ciudad cuenta con una estación de autobuses en Chalupkova / Okrug Bratislava, 811 09. De allí llegan y salen autobuses que conectan Bratislava con 24 países europeos. Entre los destinos más interesantes, cabe referirse a las ciudades de Viena y Budapest.

¿Te animas a viajar a Bratislava? En ese caso, consulta las ofertas de viaje de Central de Vacaciones, con los mejores viajes baratos y de calidad. ¡Reserva hoy mismo tus vuelos y el hotel a precios de otra época!

One response to “Qué ver en Bratislava, la capital de Eslovaquia

Comments are closed.

Categorías