Chihuahua una ciudad para quedarse

En el estado norteño de Chihuahua se encuentra esta ciudad homónima cuyo origen se remonta a las primeras expediciones españolas en busca de asentamientos mineros. Hoy en día es la cuarta ciudad más grande de México. En los alrededores de la ciudad se puede disfrutar de sus entornos naturales mientras que la ciudad cuenta con una oferta cultural que comprende museos y edificios históricos de gran belleza.

El centro histórico de Chihuahua alberga algunos de los edificios más bellos de México. Se pueden encontrar edificios coloniales así como espacios de recreo o museos. Uno de los principales atractivos de la ciudad es la Catedral, representativa del estilo barroco y una joya del periodo colonial de México. La Plaza Mayor o Plaza del Ángel es una gran explanada coronada por la estatua del Ángel de la libertad. A pocas calles de allí se encuentra una de las arterias de la ciudad la calle Libertad que cuenta con varios comercios de todo tipo. Las fuentes danzarinas ofrecen gratuitamente un espectáculo de música y luces de colores que se puede contemplar desde la torre que se encuentra junto a las fuentes y que sirve también de mirador de la ciudad.

 

A las afueras de la ciudad se pueden visitar las Grutas Chihuahua. Se encuentran al norte del centro urbano y son unas espectaculares formaciones de estalactitas y estalagmitas que se pueden recorrer con guía. Cerca de allí se encuentra el Parque Nacional Cumbres de Majalca, paraje natural de bosques de encinos y pinos que en invierno se cubre de nieve.

De vuelta a la ciudad se pueden visitar algunos de sus museos como el de la Revolución Mexicana, la Casa Siglo XIX, la Casa Chihuahua, el Museocentro Semilla o el Centro de Arte Contemporáneo.

En cuanto a la gastronomía es imprescindible degustar los famosos burritos y probar la bebida típica del estado de Chihuahua, el sotol.

Categorías