Montañas de colores del mundo: una experiencia única

Son muchas las montañas cuyo nombre corresponde a un color: por ejemplo, las montañas Azules o Blue Mountains, un destino indispensable en cualquier viaje a Jamaica. O la Reserva natural especial de Montaña Roja, al sur de Tenerife, en España. Ahora bien: ¿has oído hablar alguna vez de las montañas de colores? Si no es así, te recomendamos que prestes atención, porque este recorrido que te proponemos hoy va a ser todo un regalo para los sentidos.

¿No te lo crees? En ese caso, cierra los ojos, trata de recordar el arcoíris… y de imaginar sus colores en alguna ladera. Aunque pueda parecer increíble, esa es la tonalidad de algunas montañas que, en vez del clásico color marrón clásico, están adornadas con otros tantos, debido a la presencia de diversos tipos de minerales. Además, se pueden visitar sin problemas. ¿Se puede pedir más?

Presta atención, porque este viaje por las montañas de colores del mundo te va a encantar.

Geoparque Nacional de Zhangye (China)

Las montañas del Geoparque Nacional de Zhangye, en la provincia china Gansu, destacan por la inusual tonalidad de sus rocas, resultado de depósitos de piedra arenisca y otros minerales con una antigüedad de hasta 24 millones de años. Sin embargo, el colorido aspecto de la montaña, similar a un corte de tarta de diversas capas de color, es también producto de la acción del viento, la lluvia y otros agentes atmosféricos, que han esculpido relieves y barrancos de diversos colores, formas y tamaños. La belleza excepcional de este paraje lo ha convertido en un destino turístico de primer orden, lo que ha empujado a las autoridades a abrir senderos que puedan ser transitados fácilmente por los turistas. ¡Que no falte este sugerente rincón del gigante asiático durante tu viaje China!

2. Las terrazas de tierra roja de Dongchuan (China)

Seguimos en el país del dragón para descubrir otro espectáculo natural sin igual. A unos 250 km al noreste de Kunming, la capital de la provincia china de Yunnan, se encuentra el distrito de Dongchuan, famosos por sus terrazas de tierra roja. Según se dice, estas montañas exhiben el color rojo más intenso del mundo, un fenómeno que responde a una gran concentración de óxido de hierro. En cualquier caso, te aseguramos que esto hace posible un espectáculo cromático que te cautivará. Asimismo, este se acentúa gracias a la presencia del verde de la vegetación y de los pueblos tradicionales que salpican la montaña. Un auténtico regalo para la vista y el alma.

Las Colinas Pintadas de Oregón

Emprenderemos ahora un viaje a Estados Unidos para conocer otras de las principales montañas de colores del mundo. En concreto, nos disponemos a contemplar las capas de colores que componen las Colinas Pintadas (Painted Hills) del condado de Wheeler, en el estado de Oregón. Estas se formaron hace más de 35 millones de años, por la presencia de capas de ceniza volcánica derivadas de antiguas erupciones. Con el tiempo, estas capas de ceniza, que contienen diversos minerales, se han compactado y solidificado en varias bandas de color, que se distinguen entre sí a simple vista.

Serranías del Hornocal (Argentina)

Ubicada a apenas 25 km de la ciudad de Humahuaca, en la provincia argentina de Jujuy —en el noroeste del país andino—, encontramos otra de las montañas de colores más espectaculares del planeta. Se trata de las serranías del Hornocal, que se despliegan a lo largo de una carretera sin asfaltar, aunque bien nivelada. Sus increíbles colores y su perfil en forma de uve invertida son parte de la formación de piedra caliza denominada Yacoraite, que se extiende desde la provincia de Salta, cruzando la Quebrada de Humahuaca y altiplano de Bolivia hasta Perú, a 4.300 m sobre el nivel del mar. ¿Qué más se necesita para unas vacaciones en Argentina de ensueño?

Macizo de los Siete Colores, Purmamarca (Argentina)

Continuamos en Jujuy para acercarnos a otra maravilla sin parangón. Y es que, a unos 70 km al sur de Humahuaca, hay un impactante cerro arcoíris: el Macizo de los Siete Colores, sito cerca del pequeño pueblo de Purmamarca. Esta impresionante colina se formó a raíz de un complejo proceso geológico hace aproximadamente 75 millones de años. Como curiosidad, cabe destacar que, si bien se dice que se pueden ver hasta siete colores, lo cierto es que la mayoría de las personas solo percibe cuatro. ¿Te atreves a comprobar in situ cuántos puedes distinguir tú?

Montaña Ausangate (Perú)

La montaña Ausangate, emplazada a unos 100 km al sudeste de Cuzco, Perú, es la quinta cima más elevada del país. También se la conoce como Cerro Colorado, debido a sus capas de roca en tonos rojos, ocres y de color azul turquesa. Al tratarse de una montaña sagrada, el lugar es escenario de numerosas ofrendas por parte de los fieles. También debes saber que, cada año, se celebra el festival Quyllur Rit’i (‘nieve de estrellas’ en quechua) unos 20 km al norte de esta montaña. El evento, un polo de atracción para numerosos peregrinos, tiene lugar una semana antes de la fiesta del Corpus Christi.

La Tierra de los Siete Colores de Chamarel (Mauricio)

¿Te apetece pasar unas vacaciones en Mauricio? Además de ser uno de los últimos paraísos en la tierra, aquí te aguarda la Tierra de los Siete Colores de Chamarel. En un área relativamente pequeña de aproximadamente 7.500 km2, se despliega un inenarrable espectáculo de dunas de arena de siete colores: rojo, marrón, púrpura, verde, azul, morado y amarillo.

¿Qué te ha parecido este recorrido por las montañas de colores más bonitas del mundo? Si te apetece visitarlas sobre el terreno, con nuestras ofertas de viajes y vacaciones lo tienes muy fácil, ya que podrás reservar tus vuelos de ida y vuelta al destino elegido y los hoteles a precios insuperables. ¡Confía en nuestra experiencia y deja que te acompañemos en este viaje irrepetible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías