Descubre el volcán más alto del mundo

Es uno de los cinco volcanes que forman en el océano Pacífico, la isla de Hawái, en el estado de Hawaii, EE.UU. Su nombre: El volcán Mauna Loa, no hay otro en el planeta que posea mayor volumen (75.000 Km3) y superficie (5.271 km2).

La lava del Mauna Loa es muy fluida y de poco contenido de sílice; las erupciones no son explosivas y las pendientes del volcán no son muy pronunciadas. Es probable que haya estado en erupción desde hace por lo menos 700.000 años, y puede haber brotado sobre el nivel del mar hace unos 400.000 años. La lava del volcán procede del punto caliente de Hawái, el cual fue igualmente el origen de la formación de la cadena de todas las islas hawaianas a lo largo de decenas de millones de años. El lento desvío de la placa del Pacífico llevará el Mauna Loa fuera del punto caliente dentro de aproximadamente 500 mil a 1 millón de años, en ese instante el volcán se extinguirá.

 

Hawai'i.jpgEl volcán Mauna Loa no sólo tiene un inmenso tamaño, sino que también es uno de los volcanes más activos del mundo. Desde la primera erupciónregistrada en el año 1843, ha habido 32 erupciones. La última erupción tuvo lugar en 1984, pero los científicos creen que los signos actuales apuntan al hecho de que va a estallar de nuevo. El volcán está siendo activamente monitoreado en todo momento, para notar cualquier inquietud que pueda mostrar. Durante un tiempo el volcán Mauna Loa experimentó cierta inactividad, pero hace poco esto ha cambiado. De 2002 a 2005, la cumbre del volcán comenzó a revertir el período deflación que había tenido por diez años. La actividad sísmica en 2004 también aumentó, pero en 2005 se fue de nuevo. Los científicos creen que el Mauna Loa tendrá mayores posibilidades de entrar en erupción de nuevo en los próximos años, así que los ciudadanos de Hawái deben estar alertas con respecto a si este gigante se despierta.

Debido a su historia, el volcán Mauna Loa ha sido designado como un volcán tipo década. Sólo hay 16 de ese tipo de volcanes en el mundo. Los volcanes en Hawái, por lo general, no producen múltiples víctimas. De hecho, el último se produjo en 1924, cuando una erupción explosiva envió rocas a los espectadores, matando a un observador. Uno de los peligros más comunes de los volcanes en Hawái, como el Mauna Loa, es que pueden originar inundaciones por la lava. Los rios de lava son generalmente más lentos en movimiento, y generalmente no superan la velocidad de marcha de una persona, aunque no siempre es así. En 1950, el volcán entró en erupción, y emitió tanta lava como la que Kilauea produce actualmente cada tres años. La lava alcanzó el nivel del mar en tan sólo cuatro horas, y destruyó la mayor parte de la aldea conocida como Ho’okena Mauka, así como zonas de la carretera en la zona. Otros pueblos también se han visto afectadas por las erupciones del volcán.

Después de un evento en 1950, el Mauna Loa entró en un largo período de inactividad, únicamente interrumpido por un pequeño evento en su cumbre en 1975 que duró un solo día. Sin embargo, volvió a la vida en 1984, manifestándose primero en la cumbre del Mauna Loa y luego originando un estrecho flujo canalizado de lava que avanzó hasta abajo hasta 6 km de Hilo, lo suficientemente cercano como para iluminar la ciudad por la noche. Sin embargo, el flujo no continuó acercándose porque dos diques naturales en su camino, rompieron y desviaron los flujos activos.

El Mauna Loa quedó inactivo desde 1984, el periodo de inactividad más largo en su historia registrada.

Elvolcan tiene como vecino al Kilauea. Dado que el Kilauea carece de la prominencia topográfica del Mauna Loa y aparece como una protuberancia en el lado sureste del aquel, fue anteriormente interpretado como un satélite activo de Mauna Loa, tanto por los hawaianos originarios como por los primeros geólogos. No obstante, el análisis de la composición química de las lavas de ambos volcanes mostró que tienen cámaras magmáticas separadas, por lo tanto son volcanes distintos. Sin embargo hay una tendencia histórica en la que una alta actividad en un volcán suele coincidir con una baja actividad en el otro. Así, cuando Kilauea estaba inactivo entre 1934 y 1952, Mauna Loa se convirtió en un volcán activo, y cuando éste se quedó quieto entre 1952 y 1974, ocurrió lo contrario.

El sistema de monitoreo innovador en el Mauna Loa se compone no sólo de una red sísmica local, sino también de un gran número de estaciones GPS, inclinómetros, y medidores de deformación que se aferraron en el volcán para monitorear la deformación del suelo por la prominencia de la cámara magmática subterránea. La suma totalde todos estos instrumentos presenta una imagen más completa de los eventos que preceden la actividad eruptiva. La red de GPS es el más perdurable de los tres sistemas y tiene una gran trascendencia, mientras que los inclinómetros proporcionan los datos actualizados El observatorio también mantiene dos detectores de gas en Mokuaweoweo, (la caldera del Mauna Loa), así como una webcam en directo accesible al público, y escaneos ocasionales con radar interferométrico de apertura sintética.

Categorías