29504622

Ofertas de viajes a La Habana

RECIBE EN TU MAIL EL PRESUPUESTO QUE BUSCAS PARA TUS VACACIONES

Dínos lo que buscas y te ofrecemos el Mejor Precio. Viajes Baratos en Oferta, Vacaciones Baratas

*Nombre:
*Apellidos:
*Teléfono:
*Ciudad de residencia:
*Email:
*Adultos, niños:
*Fecha salida:
Fecha exacta 
*N° Noches:
Soy flexible en:
*Tipo de Hotel:
*Presupuesto estimado por persona:
Comentarios:
Enviar

La capital cubana es un regalo para los sentidos. El encanto de sus edificios coloniales, el hechizo y la nostalgia que irradian rincones como el Malecón, la alegría contagiosa de los ritmos caribeños… Todo eso y mucho más estará a tu alcance con nuestras ofertas de viajes a La Habana 2 x 1, para salidas a última hora. 

Déjate seducir por la llamada Ciudad de las Columnas —éste fue el sobrenombre que le dio Alejo Carpentier, padre del realismo mágico— y maravíllate ante los lugares que enamoraron al mismísimo Ernest Hemingway. Con nuestros packs de vuelo + más hotel en La Habana, te sumergirás en una ciudad que lo tiene todo, y a la que querrás volver. Además, para que tu comodidad sea total, también incluimos los traslados al aeropuerto.

¿Preparado/a para hacer la prueba?

Qué ver en La Habana

¿Sabías que La Habana cuenta con el mayor casco antiguo colonial de América? Tal es su importancia que este barrio, La Habana Vieja, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. Recórrelo sin prisas, prestando atención a sus antiguos palacios coloniales. Incluye en tu ruta a pie la tradicional calle del Obispo, una de las más representativas de la Cuba de siempre.  

En la esquina noreste de la plaza Vieja, se eleva una antigua sede del Ministerio de Comercio Exterior (1909), transformada en la Cámara Oscura de La Habana. Allí disfrutarás de una atracción del pasado con los adelantos del siglo XXI. A través de lentes y fotografías, admirarás enclaves de gran belleza. Esta propuesta es perfecta para quienes deciden viajar a La Habana con niños.

Por lo que respecta a los monumentos de La Habana más emblemáticos, no puedes perderte el Capitolio Nacional, muy similar al de Washington y unas de las construcciones más reconocibles de la ciudad. Lo mismo puede decirse del Hotel Nacional de Cuba, inaugurado en 1930. Hoy por hoy, es el único de los hoteles en Cuba que ha alcanzado esta categoría.

También ostenta este rango el cementerio de Cristóbal Colón, una de las 21 necrópolis que se despliegan en suelo habanero. Sus 57 hectáreas de extensión atesoran una gran cantidad de obras escultóricas y arquitectónicas, hasta el punto de que muchos lo consideran como el segundo mejor del mundo en su género, superado únicamente por el de Staglieno, en Génova.

Dedica un tiempo a conocer la bahía. Allí se despliega el puerto de La Habana, como uno de los más resguardados y seguros del continente americano. Tenido por muchos como el más importante de Cuba, fue uno de los centros estratégicos para España durante la época colonial. De ahí que se levantara una impresionante red de fortificaciones, que incluyen el castillo de la Real Fuerza, el castillo de los Tres Reyes del Morro (o castillo del Morro), el castillo de la Punta, el fuerte de San Carlos de la Cabaña, el castillo de Atarés y otros baluartes.

Uno de los elementos distintivos de la bahía es el faro del castillo del Morro, que empezó a desempeñar esta función en 1764. La torre original, de 10 m de altura, fue sustituida por otra entre 1844 y 1845. Sin duda, éstas es una de las construcciones que hay que ver en La Habana.

Al atardecer, acércate al Malecón, donde el contraste cromático que brinda la puesta de sol te fascinará. También verás a algunos niños saltando al mar, y te asombrarás ante la pericia de los músicos callejeros cubanos.

Visita también a la plaza de la Revolución, conocida en el pasado como la plaza de Armas. Una vez allí, pasea por el mercadillo de libros de viejo al aire libre, donde podrás llevarte ejemplares a un buen precio.

Los museos de La Habana también merecen formar parte de tus vacaciones en La Habana. Entre los más remarcables, destacan el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de la Revolución.

Qué hacer en La Habana

La Habana es una invitación a la calma. En sus calles, el tiempo pasa despacio. Y no sólo por el innegable protagonismo de su arquitectura vintage, sino también por el famoso tempo del Caribe, alejado de la vorágine de las grandes ciudades occidentales.

Si te gusta la naturaleza, tómate la tarde libre para dar un paseo por el parque Metropolitano de La Habana. Incluso, con un poco de suerte, serás testigo de algún ritual de santería, uno de los rasgos más distintivos de la capital cubana.

Por la noche, vive el son caribeño en alguno de los numerosos locales de La Habana, como el Café Cantante Mi Habana y Club Tropicana, dos templos del baile en los que confluyen turistas y autóctonos. Otro must es la Fábrica de Arte Cubano, que reúne galerías de arte. Esta antigua planta fabril es también el escenario de espectáculos de música en vivo, así como clases de danza.

Los amantes de las artes escénicas pueden asistir a un espectáculo de balé en el Gran Teatro de La Habana, todo un referente en este ámbito.

¿Te apetece un combinado? Si es así, te recomendamos tomar un ron o un daiquiri en La Bodeguita del Medio o El Floridita, un bar y restaurante creado en 1817. Su renombre internacional se debe a la presencia habitual de Hemingway, quien lo convirtió en uno de sus locales fetiche.

Si te apetece ir de compras por La Habana, te gustará conocer los antiguos almacenes de San José, considerados como el mayor mercado de artesanía habanero. El recinto reúne más de 330 puestos ideales para comprar souvenirs como guayaberas, tallas de madera, piezas de cuero, joyas, bisutería, cuadros e infinidad de objetos con el rostro del Che.

Tampoco deberías volver a casa sin dar un paseo a bordo de los míticos almendrones, coches de época descapotables, o bien de los cocotaxis, grandes triciclos a pedales perfectos para recorrer algunas de las principales arterias de La Habana, como el paseo del Prado.

A la hora de degustar los placeres de la comida cubana, te aconsejamos visitar los paladares, restaurantes cubanos típicos que abren sus puertas en casas particulares, y en los que podrás comer o cenar en La Habana buen precio.  

Con nuestras ofertas en La Habana, todo esto y mucho más estará a tu alcance. ¿Te lo vas a perder?

Entrar