Ofertas de viajes a Formentera

 

RECIBE EN TU MAIL EL PRESUPUESTO QUE BUSCAS PARA TUS VACACIONES

Dínos lo que buscas y te ofrecemos el Mejor Precio. Viajes Baratos en Oferta, Vacaciones Baratas

*Nombre:
*Apellidos:
*Teléfono:
*Ciudad de residencia:
*Email:
*Adultos, niños:
*Fecha salida:
Fecha exacta 
*N° Noches:
Soy flexible en:
*Tipo de Hotel:
*Presupuesto estimado por persona:
Comentarios:
Enviar

Vacaciones en Formentera ¡Al Mejor Precio!

Formentera, en Islas Baleares

Si tomamos un ferri desde la cercana isla de Ibiza, podemos llegar a una pequeña isla llamada Formentera. En realidad este es un archipiélago y Formentera es una parte de las Islas Baleares. Esta es una de las islas vírgenes de España, además de estar considerada como una de las joyas del mar Mediterráneo. Toda la isla de Formentera tiene una superficie de unos 85 kilómetros cuadrados.

Tiene una historia de unos 4.000 años desde que los griegos pusieran su pie en ella, pasando por los romanos y finalmente, los moros. El rey de Aragón, Jaime I, tomó el control de la isla en 1235. Por desgracia, la isla fue frecuentemente atacada por piratas. Actualmente, la isla tiene una población de unos 7.500 habitantes.

Lugares para visitar.

Curiosamente esta remota isla tiene muchos lugares interesantes para visitar, desde la iglesia fortificada que es uno de los lugares más interesantes de la isla. Se cree que esta iglesia fue construida en 1729 y está resulta imponente con el mar a su alrededor, con una extensa playa es sin duda un placer para la vista.

El Museo Etnológico es otro lugar para visitar, que ningún visitante debería perderse. Este es uno de los museos más antiguos de España, además gracias a su singularidad, este museo nos lleva a varios siglos de antigüedad, con utensilios del hogar, máquinas utilizadas en la fabricación del vino, instrumentos musicales y muchas obras de arte están en exhibición.

Sant Francesc Xavier es otro edificio merece la pena visitar, este edificio alberga las oficinas del gobierno de la isla. La singularidad de este edificio es su ubicación estratégica.

Cap de Barbaria es un faro que se sitúa a tan sólo 7 kilómetros de distancia del pueblo. El Ca Na Costa tumba perteneciente a la época megalítica (1800-1600 aC) también se encuentra aquí.


Aguas transparentes, vistosos acantilados, playas de fina arena blanca y una amalgama especial de todos los azules es lo que oculta Formentera, la isla menos popular de las Baleares puesto que tiende a ser tapada por las luces de la isla de la fiesta. Pero además es verdad que Ibiza es cerca del exclusivo punto de comunicación entre Formentera y la península, por lo cual una alternativa muy atrayente es conocer las dos islas. De hecho, puedes hallar interesantes promociones de hoteles en Ibiza con Rumbo que te van a permitir realizar esta visita 2 en 1. Un ámbito de postal es lo que se oculta en el grupo de las Islas Baleares, las cuales nos transporta a suponer a que el paraíso si existe no se diferenciaría bastante de sus playas. En este particular caribe del mediterráneo aún quedan pequeñas playas no urbanizadas, dónde la naturaleza se expone sin el pincel especulador del hombre, dónde todavía reinan los animales y el tiempo se ve estancado para estas joyas. Si estas en Menorca es ineludible citar la playa de Ses Illetes, probablemente el sitio más popular de la Isla. En la famosa playa, una lengua de arena que se adentra sin complejos en el mar para que este la bañe por sus dos costados, vamos a poder hallar la habitual foto de playa paradisíaca cubierta por sombrillas de colores y de toallas, las cuales se echan antes de la puesta del sol para asegurarse un espacio en la concurrida orilla. Tal es el exceso de bañistas en temporada alta que el consistorio ha impuesto una tasa para cada transporte que acceda. Pero no esperemos costos bajos, aquí se paga a precio de turista adinerado. Además, es menester la gigantesca playa de Migjorn que recorre toda la parte sur de Formentera. Las corrientes marinas han causado que, en esta cara de la isla, la arena fina sedimente en la orilla dando lugar a uno de los sitios más hermosos de España. Una línea continuada de blancas arena escoltada, por un lado, por aguas de nitidez especial que te dejan ver por medio de ella y, por el otro, por dunas y zonas de pinos y sabinas que no han sucumbido frente a la creación. Pero en el viaje de hoy, vamos a dejar de lado esto hermosos, sin desdeñarlos desde luego, para adentrarnos en los recovecos de Formentera, conocer los sitios menos frecuentados para vivir una vivencia única: la hermosura caribeña de Formentera con la calma que brinda el aislamiento. Escapar del estrés y escuchar la naturaleza, dejar que la fauna nos silbe al escuchado que las célebres salamandras baleares se acerquen a reclamarnos su almuerzo. Un buen primer destino sería la isla desierta de Alga. A unos 200 metros de Formentera se erige imponente sobre el Mediterráneo una parte de tres kilómetros de arena fina. Desde Formentera reclama la atención de los ojos con vigorosa atracción e invita a los turistas a atravesar el trecho a nado. Incluso se puede llevar a cabo a pie por la poca hondura de las aguas, siempre en los días en que realice buen sol y consigas ver dónde vas a poner el pie. Una vez en tierra vamos a poder gozar de la naturaleza en pleno estado. La fauna y la flora de Alga brilla con luz propia, pertenece a las reservas más destacables del Parque Natural de Sus Salines. Exactamente por estar bajo el amparo de esta figura jurídica los locales se hicieron fuertes y han impedido que se construyan chiringuitos o hoteles. Sin ninguna marcha urbanística en su horizonte los turistas tienen la posibilidad de ofrecer un sorprendente recorrido por la orilla sin tener que evitar a personas echadas al sol.

Las increíbles calas que oculta Formentera

Las calas son la joya de la corona de Formentera y se convierten una de las superiores atracciones de la isla balear. Pequeñas playas escondidas por la naturaleza y que en varios casos aceptan gozar de la calma. En Formentera hay multitud de calas por medio de la abrupta geografía de la región norte, que facilita que entre los acantilados nazcan pequeñas porciones de playa.
Entre la playa de Migjorn y la de Es RAM está la cala Des Mor. Un paisaje precioso adornado con rocas calizas, vegetación esteparia y aguas transparentes por las que acostumbran dejar ver peces de colores. Su simple ingreso la convirtieron en la más habitual y frecuentada de Formentera. Por su achicado tamaño es demasiado complicado hallar un espacio libre dónde echar la toalla. La cala de Es RAM es igual de bonita que la de Des Mor, pero menos frecuentada. Los accesos no son simples puesto que hablamos de una región rocosa dónde no se ha invertido en infraestructuras. Es territorio de pescadores, según cuentan los viejos de Formentera las corrientes llevan a los peces más importantes a estas aguas. Más allá de que su tamaño es muy achicado se puede tomar el sol con en línea ciais comodidad, puesto que no tiende a estar frecuentada por turistas. Es un pensamiento, no se conoce si Cala Saona es una playa o verdaderamente es una cala. Sus enormes dimensiones, ciento cuarenta metros de arenal, invitan a suponer que hablamos de una playa, sin embargo, está franqueada por un denso bosque de pinar y acantilados. Sea playa o cala lo que es indiscutible es que son las aguas más trasparentes de Formentera. Un espacio en el que se mezcla la playa y la montaña con una armonía bellísima.

Entrar