Ofertas de Viajes a Tenerife

RECIBE EN TU MAIL EL PRESUPUESTO QUE BUSCAS PARA TUS VACACIONES

Dínos lo que buscas y te ofrecemos el Mejor Precio. Viajes Baratos en Oferta, Vacaciones Baratas

*Nombre:
*Apellidos:
*Teléfono:
*Ciudad de residencia:
*Email:
*Adultos, niños:
*Fecha salida:
Fecha exacta 
*N° Noches:
Soy flexible en:
*Tipo de Hotel:
*Presupuesto estimado por persona:
Comentarios:
Enviar

Ofertas hasta 2x1 Tenerife. Viajes a Tenerife al Mejor Precio

Tenerife, rey de la diversidad

En el territorio insular conviven paisajes desérticos, en la costa; con bosques subtropicales, en las medianías y las cumbre; y parajes volcánicos, especialmente el del Parque Nacional del Teide y su cono volcánico, que permanece activo y está considerado como la montaña más alta de España con 3.718 metros de altura. La Isla combina, además, ciudades monumentales con la arquitectura más vanguardista y playas de arena negra con impresionantes acantilados.

Todos estos aspectos proporcionan una sorprendente variedad de entornos y paisajes que constituyen el mejor decorado natural, un escenario de posibilidades casi ilimitadas que permite transportarnos a múltiples rincones del mundo y que nos recuerda a La Habana colonial, a bosques del trópico o a las ciudades más cosmopolitas.

San Cristóbal de La Laguna tiene un valor universal y excepcional por la concepción de su plano. Este conjunto histórico, es el arquetipo de la ciudad-territorio. Es el primer ejemplo de ciudad no fortificada, concebido y construido según un plano inspirado en la navegación, la ciencia de la época. Su espacio está organizado según un nuevo orden social pacífico inspirado por la doctrina religiosa del milenio que suscita el año 1500.

El plano de la ciudad se lee como el "mapa estelar", en que los puntos corresponden con puntos particulares de la ciudad y a las relaciones entre ciertos de estos puntos y un todo. Tiene un significado simbólico y se interpreta como una carta marina o un mapa de constelaciones de la época. La Laguna es, por todas sus características, precedente directo de las nuevas fundaciones urbanas americanas. La que fuera primera capital del Archipiélago conserva además en buen estado cerca de seiscientos edificios de arquitectura mudéjar y su trazado original, y es un ejemplo vivo del intercambio de influencias entre la cultura europea y la cultura americana, con la que ha mantenido un vínculo constante.

Todo ello lleva a que el 2 de diciembre de 1999, el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), reunido en Marrakech (Marruecos), hiciera pública su aprobación del título de Patrimonio de la Humanidad para la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, Tenerife.

Las Islas Canarias y el Teide, como elemento geográfico más visible, constituyeron un punto de referencia para la navegación entre el Estrecho y la costa atlántica africana desde la antigüedad. A escala mundial, el parque es uno de los pocos lugares volcánicos insulares que presenta ecosistemas zonales por encima del límite altitudinal del crecimiento arbóreo (timberline), dando lugar a dos ecosistemas únicos, que son: el retamar de cumbre y el ecosistema del pico.

El aprovechamiento de especies vegetales, del agua, la nieve y la extracción de minerales con fines diversos marcan un periodo de explotación de la cumbre que se interrumpe a partir de la creación del Parque Nacional en 1954, con la aparición del Reglamento que rige este espacio natural protegido y, sobre todo, con la Ley de Reclasificación de 1981 y el Plan Rector de Uso y Gestión del año 1984.

En 1981, el Parque fue reclasificado y se estableció un régimen jurídico especial. En 1989, el Consejo de Europa concedió al Parque Nacional el Diploma Europeo en su máxima categoría. Este reconocimiento a la gestión y a la conservación ha sido posteriormente renovado en 1994, 1999 y 2004. El área delimitada comprende una gran caldera ovoidal de 14 kilómetros de diámetro. Aunque se postulan varios orígenes para esta caldera, la teoría más aceptada explica que el sustrato se hundió debido al vaciamiento de una cámara magmática.

En total, se conocen 139 especies de flora vascular en el Parque, una tercera parte de las cuales son endémicas de Canarias. La vegetación dominante en esta zona es el matorral de alta montaña, pero también convive en este espacio la denominada vegetación fanerógama, como la violeta del Teide y, en los bordes de las fumarolas, la borriza de las cumbres. Y no podemos olvidarnos del tajinaste y su característico colorido cambiante. La fauna del parque está dominada por los invertebrados, más de 400 especies con un altísimo porcentaje de endemicidad (casi el 70%), donde los insectos son el grupo más abundante.

Como celebración del 50 aniversario de su transformación en Parque Nacional, en 2002 se iniciaron los trámites para que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo nombrase Patrimonio de la Humanidad. El día 28 de junio de 2007, tras cinco años de trabajo y esfuerzo, la organización supranacional decidió declarar el Parque Nacional del Teide Patrimonio de la Humanidad en su Convención de Patrimonio Mundial, reunida en Christchurch, Nueva Zelanda.

Vigilado estrechamente por el Teide, el Valle de la Orotava desciende hacia el mar en un paisaje espectacular, entre el verde de los palmerales, el negro de la tierra volcánica y el azul profundo del océano. El Valle de La Orotava, conocido también como Valle de Taoro, nombre que los guanches daban a esta comarca, es una amplia depresión al norte de la Isla de Tenerife, que a sus espaldas tiene al Teide y a sus pies el mar. En él, se ubican tres municipios: La Orotava, Puerto de la Cruz y Los Realejos, que conforman una unidad geológica, paisajística y agrícola.

La temperatura, con una meda de 20 grados centígrados todo el año, permite disfrutar en cualquier época de sus idílicas playas de arena negra, como El Bollullo, La Fajana y La Grimona, remansos de paz y disfrute para la vista. La de El Socorro, además, combina esa belleza de orígenes volcánicos con la bravura de sus aguas, lo que la convierte en un paraíso para surfistas. Al igual que las que propone un océano amable y de ricos fondos marinos, que invita a la práctica de la vela o el submarinismo, el resto de las actividades al aire libre como el senderismo, las rutas a caballo o en bicicleta, son también opciones a tener muy en cuenta.

Las plataneras, en recesión por el incremento de la población, y el cultivo de la vid marcan indefectiblemente el paisaje del Valle de la Orotava, que da nombre a una de las denominaciones de origen de los caldos de la Isla. Su tradición vitivinícola le viene de lejos, de la conquista. Existe constancia de que las primeras cepas se sembraron en la finca El Burgado, en Los Realejos y aún en la actualidad su producción se destaca por su gran calidad.

María F. te llama