Ofertas de Viajes a Islas Baleares

Ofertas de Viajes a Mallorca, Ibiza y Menorca

Islas Baleares: Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera

Las Islas Baleares son el rumbo perfecto para cualquier época del año y para todo tipo de turistas: un destino en el que los visitantes encontrarán infinitas posibilidades para unas vacaciones inolvidables, entre rincones que esconden la naturaleza más salvaje, calles vivas ajetreadas por los comercios y la tradición de los pescadores, el relax y la ansiada tranquilidad de playas únicas y paradisiacas, y noches eternas al son de los mejores temas musicales y las discotecas y bares más espectaculares.

Mallorca, la Mayor: A lo largo de este recorrido, que los viajantes podrán realizar por la capital en un trayecto andando de dos horas, conoceremos la “Ciudad Alta” de los nobles, los clérigos y la alta burguesía, donde se encuentran fielmente conservados el paso por su historia de romanos, musulmanes y cristianos, y la “Ciudad Baja” de los marineros.

El centro histórico de Palma cuenta con una gran riqueza cultural, en la que a cada paso del camino los turistas encontrarán lugares y rincones, cargados de historia y de una gran belleza, en los que le será imposible no detenerse. Los puntos imprescindibles de cualquier recorrido por la ciudad que vio crecer a uno de los más grandes, Rafa Nadal, serán:

La Catedral de Palma, en Mallorquín se la conoce como La Seu, nombre que reciben las catedrales de la corona de Aragón, es un templo gótico erigido a orillas de la bahía de Palma, que cuenta con el sello de uno de los más grandes Maestros, Antoni Gaudí, mediante la elaboración de un baldaquino –templete- para el altar mayor. A continuación, enfrente de La Seu nos encontraremos con el que fuera el palacio árabe y residencia del reino mallorquín y la corona de Aragón, el Palacio Real de la Almudaina. Caminaremos por el Paseo Sagrera, en el que se encuentran las tres obras arquitectónicas más importantes de la capital, La Lonja, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica civil española, construida por Guillem Sagrera, El Consulado del Mar, junto a la plaza de La Lonja, edificio renacentista que alberga desde el año 83 al gobierno autónomo, y la Puerta Vieja del Muelle, antiguamente el principal acceso a la ciudad por vía marítima, hoy en día, en su actual ubicación, solo conserva el arco de entrada. Existen otras calles de la capital balear que no os podéis perder como la Calle de los Apuntadores, la Calle de San Juan, la Calle de San Pedro, la Plaza Drassana y la Calle de la Portella.

Menorca, la Menor: la “pequeña” cuenta con unas calas impresionantes bajo las que se encuentran protegidas más de 10 playas vírgenes, a las que acceder por recorridos de bosques y pinos en los que los bañistas encontraran un oasis de felicidad.  Aisladas de la civilización, y la vegetación como telón de fondo las playas imprescindibles del norte son Cala Pregonda, Cala Preseli, Cala Pilar, Cala Cavallería y la Vall. Al sur de la isla os sumergiréis en la paradisiaca Son Saura, Binigaus, Cala Macarelleta, y Es Tailer.

Las Islas Pitiusas: Ibiza y Formentera
En Ibiza encontraréis la mejor vida nocturna gracias a sus sofisticados clubs y sus imponentes discotecas, donde, frecuentados por un ambiente selecto y casi exclusivo, encontraréis la quinta esencia del sentimiento hippie y la vida más libre. Por el día, además de poder disfrutar de sus aguas cristalinas con pinceladas turquesas, encontraréis el equilibrio perfecto entre el mar y la naturaleza. Las calas más populares y visitadas por los turistas más exigentes Cala Conta, Cala de San Vicente, Cala Vadella, Playa d´en Bossa, la más famosa de la isla y una de las populares en el mundo por sus fiestas, Cala d´Hort, las Figueretas y, por supuesto, Las Salinas, la playa que hace las delicias de la prensa del corazón y el papel couché por ser una de las más frecuentadas por famosos y personajes públicos de otra índole, como políticos y líderes de opinión pública.

Las mejores puestas del sol del mundo, sin duda, se esconden entre las aguas del Mediterráneo, a orillas de los chiringuitos más sofisticados y divertidos, donde los turistas podrán contemplar uno de los mejores regalos de la naturaleza. En San Antonio, al oeste de la Isla, se encuentra el “Café del Mar”, donde la fiesta y las puestas de sol no dejarán indiferentes a sus visitantes, además de ser una de las zonas más baratas de la Isla. En la famosa Playa de´Bossa se encuentra “Bora Bora”, punto de encuentro de residentes, veraneantes y turistas donde el ambiente será festivo y alegre las 24 horas del día. Después de un atardecer espectacular con la mejor música chillo ut de fondo, tomaréis fuerzas cenando en una de las zonas más chic de la isla, El Puerto de Ibiza, donde encontraréis cartas asequibles a todos los bolsillos y ofertas para tomar las copas y  los cocktails que han hecho tan famosa a esta isla del Mediterráneo. Para acabar la noche del día perfecto de sol, playa y música, las míticas discotecas de Ibiza serán el broche final de vuestro viaje, dejaros llevar por la música y las espectaculares gogos de “Space”, “Amnesia”, “Privilege” o “Pacha Ibiza”.

Para terminar nuestro itinerario, el último alto en el camino, será al sur de Ibiza, en la isla más pequeña de las Baleares: Formentera. Sus visitantes nunca olvidarán sus playas protegidas por el entorno natural más espectacular. La única forma de llegar a la isla es por mar, en el Puerto de la Savina. Lo mejor de todo es que podréis disfrutar y conocer sus calas y playas en un solo día, las principales y que gozan de mayor popularidad entre los visitantes son El Arenal, en el municipio de El Caló de Sant Agustí, Cala Saona, protegida por un espectacular bosque de pinos y Las Salinas, al norte de Formentera, en el Parque Natural de Las Salinas. En una de las zonas más elevadas de la isla podréis tomar fuerzas comiendo en “El Mirador”, donde tendréis una vista panorámica de la isla, de norte a sur.

Entrar